18 de agosto de 2022
Directores
Evelio Giraldo Ospina
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez

Descachadas idiomáticas

26 de abril de 2022
Por Jairo Cala Otero
Por Jairo Cala Otero
26 de abril de 2022

1.- «Lo digo por experiencia personal y de amigas que se quedaron embarazadas por falta de información». La expresión es de doña Verónica Alcocer García, esposa del político Gustavo Petro. Dos preposiciones distintas (por y de) para un mismo sentido de la oración terminaron arruinándola. La preposición por debió repetirse en la segunda parte de la oración («y por amigas…»), pues no es cierta la creencia de muchos de que en una oración no puede repetirse algún conector gramatical. (¿Ve usted, amigo lector, los dos noes en esta última oración?). Pero, además, la señora Alcocer, declarada experta en embarazos, apunta que ella y sus amigas se autoembarazaron en sus momentos. ¿Cómo harían? ¿Embarazos sin intervención masculina? (Descartado el método in vitro, claro). ¿Cómo las mujeres logran embarazarse, es decir, cómo «se quedan embarazadas»? Nada de eso es posible, lo sabemos. Apenas es una exageración nacida de una errónea expresión. Arreglemos: «Lo digo por experiencia personal y por amigas que quedaron embarazadas por falta de información». ¡Desaparece así el fantasma que las embaraza sin que ellas sepan quién participó en la cópula milagrosa!

2.- «Zelenski conversó con el papa y le invitó a Ucrania». Este título corresponde a una noticia publicada en el diario El Tiempo (Bogotá). Contiene un fenómeno conocido como leísmo (uso de las formas le y les en lugar de lo, la, los y las). Sencillamente, el presidente ucraniano lo que hizo fue invitar al papa, lo invitó. Entonces: «Zelenski conversó con el papa y lo invitó a Ucrania».

3.- «…en conjunto acumulan más de siete millones de visitas y una cantidad enorme de comentarios de usuarios conmovedores». Esta falta de sintaxis (orden de las palabras) es del diario Vanguardia (Bucaramanga). Los conmovedores no son los usuarios, como se insinúa en la oración, son los comentarios. Entonces: «…en conjunto acumulan más de siete millones de visitas y una cantidad enorme de comentarios conmovedores de usuarios».

4.- «Diosdado Cabello (…) figura clave en el régimen de Nicolás Maduro, sugirió una operación militar similar a la que dirige Rusia en Ucrania en Colombia». Por la misma senda de la antisintaxis, también el periódico Vanguardia es autor de esta descachada. Esa fea repetición al final de esta oracion (en Ucrania en Colombia) pudo evitarse. Si hay un idioma versátil ─porque se deja maniobrar en cualquier situación─ es el bello castellano. Así: «Diosdado Cabello (…) figura clave en el régimen de Nicolás Maduro, sugirió una operación militar en Colmmbia, similar a la que dirige Rusia en Ucrania».

5.- «La ESSA indicó que ya corrigió la factura del recibo de luz para el santandereano Aldemar Miranda». La noticia de El Espectador hablaba de un ciudadano al que la empresa de energía de Santander le cobró una millonaria suma de dinero por un mes de servicio domiciliario. Muy bueno que hayan corregido el garrafal error de facturación, lástima que no sucediera así con el error lingüístico del diario bogotano. ¿Qué será la factura del recibo? En el texto de la información también se decía: «El caso del millonario cobro en el recibo de luz se viralizó a partir de una denuncia que Aldemar Miranda realizó por medio de un video». Factura es el documento con que se cobra un servicio o producto. Eso es clarísimo. Recibo es otro documento mediante el cual se hace constar que un servicio o un producto ya fue pagado. Aunque se correlacionen, ¡son dos cosas distintas! Corrección: «La ESSA indicó que ya corrigió la factura para el santandereano Aldemar Miranda». (Sobra decir «de luz» porque la ESSA vende únicamente luz).

6.- «20 sicariatos en los últimos 27 meses en Manizales: mataron en Estambul». Tan mentiroso como decir que «todos los hombres son iguales» es hablar de sicariatos para referirse a varios homicidios, como escribieron en el diario La Patria (Manizales). Un sicariato es la acción criminal que ejecuta un sicario, y un sicario es un asesino que recibe un pago económico por dar muerte a una persona. Es imposible determinar por noticias cuándo ha habido sicariato y cuándo homicidio en cualquiera de sus demás variantes. Definir la calidad del homicidio le corresponde exclusivamente a un juez de la república, no a los periodistas judiciales. Corrección: «Veinte homicidios en los últimos 27 meses en Manizales: mataron en Estambul».

7.- «Con todos y cada uno de los departamentos en igualdad de condiciones…». Afirmación de Sergio Fajardo, aspirante a la Presidencia de Colombia, en Caracol Televisión, sobre el tratamiento de un eventual gobierno suyo para las regiones colombianas. Los pleonasmos (o redundancias) son expresiones en las que una palabra sobra porque hay otra que dice lo mismo. En este caso, ‘cada uno’ conforma a ‘todos’, y ‘todos’ está compuesto por cada uno. Corrección: «Con cada uno de los departamentos en igualdad de condiciones…»; «Con todos los departamentos en igualdad de condiciones».

8.- «El operativo no fue contra campesinos, sino disidencias Farc, no fue contra inocentes indígenas, sino narcococaleros». Del ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, según despacho noticioso de la agencia EFE. ¿Se le olvidaron al ministro las preposiciones? ¿O nunca las aprendió? Hablar en lenguaje de telegrama hoy, en la era de la revolución de las comunicaciones, es como volver a las cavernas para expresarse mediante pictogramas. Dos, la escritura de la sigla de la extinguida guerrilla fue error del redactor de la noticia. Corrección: «El operativo no fue contra campesinos, sino contra disidencias de las FARC; no fue contra inocentes indígenas, sino contra narcococaleros».

9.- «Tiene a los carros del Inpec como si fueran sus choferes». Expresión en el periódico El Tiempo del abogado Edgardo Niebles, según noticia en referencia a Samuel Viñas Abomhor, preso condenado a 42 años de prisión por uxoricidio. Claro es que los carros no son choferes. Ese enredo del hombre de leyes pudo evitarse si hubiese dicho:  «Tiene a los conductores del Inpec como si fueran sus choferes». En estos casos, el periodista puede enmendar los errores del entrevistado o de la fuente informativa; pero si el entrevistador tampoco domina el conocimiento del idioma, la coladera de errores queda a cielo abierto.

10. «El servicio se llama self bag drop». El diario El Tiempo publicó así  una noticia que anunciaba el servicio de autorregistro de pasajeros en el aeropuerto El Dorado, en Bogotá. Los anglicismos son tan inútiles como las tetillas en los varones. La riqueza léxica del idioma español es más que suficiente para regodearse escribiendo en lenguaje criollo. Traducción del anglicismo self bag drop: registro o chequeo de equipaje. No todos los lectores de ese diario hablan inglés, ¿o si? Corrección: «El servicio se llama autorregistro de pasajeros».