20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Petro en Pereira «Quienes han dirigido la policía, ¡la enterraron!»: Gustavo Petro

9 de octubre de 2021
9 de octubre de 2021

 

-Hay una pérdida de confianza total
-Es un cuerpo civil que no está hecho para la guerra
-La ciudadanía es la dueña de la policía

Por Alvaro Rodríguez Hernández

El aspirante presidencial de la Colombia Humana e integrante del pacto Histórico, Gustavo Petro Urrego, dijo hoy que la policía nacional la deben someter a una gran reingeniería total.

Culpó a quienes la han dirigido hoy por hoy “de haberla enterrado” como institución y “con una pérdida de confianza total casi de la sociedad colombiana ya que cualquier persona que ve un policía, le da miedo”.

Desde Pereira en diálogo con periodistas, abogo por su recuperación.

Implica pasarla al ministerio de Gobierno y eso tienen sus peligros también, su característica civil tiene que ser reforzadas, no es un cuerpo militar sino civil que no está hecho para la guerra sino para cuidar los derechos de la ciudadanía en general y ese cuerpo tiene que ser profesional en dos sentidos: que viva de la carrera policial y su base ganar más para que la corrupción desde su base no la permee desde abajo, sino que es profesional por su conocimiento.

EDUCACIÓN SUPERIOR

No puede haber uniformado de la policía, hombre o mujer, insistió, que el estado no le garantice la educación superior, generalizada en el cuerpo policial es fundamental para su profesionalización y existe un tercer elemento clave: no puede haber barrera de ascenso en la carrera policial sino democrática en donde asciendan. No podemos tener dos mundos. No una policía aristocrática y otra que se queda en el mundo popular y sin alternativas. Que el patrullero pueda ser General, ascender y el cuarto elemento: Control ciudadano sobre la policía.

LOS DUEÑOS DE LA POLICÍA

Armas públicas, monopolio del arma, de la violencia en manos del Estado y la ciudadanía controlarla si esto es una democracia. El ascenso debe tener una condición y es la aceptación ciudadana de la persona que pueda ascender. La ciudadanía es la dueña de la policía y no al revés.