28 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Pereira operativos para la protección de los menores de edad

2 de junio de 2012
2 de junio de 2012

En el recorrido de este fin de semana, se visitaron seis establecimientos de venta y consumo de licor en el centro de la ciudad, también los bares y discotecas de la Circunvalar conocida como Zona C. En este sector se encontró una persona proveniente de Medellín en el Club Stigma donde presentó una Contraseña falsa y por esta razón se le inició un proceso judicial por falsedad en documento.

Por incumplimiento a la prohibición del ingreso de menores de edad a los establecimientos de venta y consumo de licor, se procedió al sellamiento del Barberry en el cual se encontró un menor plenamente identificado, este lugar ya tenía un proceso en la Secretaria de Gobierno por constantes quejas de la comunidad y por uso del andén para ubicar mesas del lugar. Esta medida de cierre es de hasta siete días y de carácter policial, además sus propietarios ya  habían hecho un programa de sensibilización y tenían conocimiento pleno del Decreto el cual se les había entregado personalmente por funcionarios de la secretaria.

En otro establecimiento se encontró un posible menor que desarrollaba actividades de mesero y el cual está en protección mientras es identificado por las autoridades.

El secretario de Gobierno, Juan Carlos Valencia, informó que en lo corrido del año se han realizado cerca de 30 operativos en calles de Pereira, barrios y bares para proteger y preservar la vida de los menores.  “Han sido más de mil 600 niños los que hemos encontrado en distintas partes de la ciudad en calles, negocios y fiestas públicas, como la que se estaba realizando en las canchas sintéticas de un centro comercial en el corazón de la ciudad hace algunos meses, y obviamente, esto nos preocupa y hacemos nuevamente el llamado a los padres de familia para que se ocupen de sus hijos y controlen sus salidas y llegadas”.

Recalcó el funcionario que todos los niños que han sido protegidos están en un proceso de seguimiento y sus padres se encuentran en un programa de sensibilización con el proyecto psicosocial de la Unidad Permanente de Protección a la Vida -UPPV-.

Este despliegue de autoridades contó con agentes de la Policía Metropolitana, Bomberos, Comisarios de Familia, personal de la Secretaría de Desarrollo Social, Inspectores de Policía, Espacio Público, Agentes de Tránsito y la Secretaría de Gobierno.