22 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Lo necesita el Quindío

7 de abril de 2011
7 de abril de 2011

Sin embargo se requiere auxilio para que las personas con afinidades profesionales y del conocimiento en general que hayan tenido la misma o similar formación, se integren para que funcionen las iniciativas de interés general, para que puedan actuar como grupo de líderes. En el Quindío se ha permitido que ciertos indeseables advenedizos lleguen a manipular la política y a manejarlo todo por la defensa de sus particulares intereses; eso le ha hecho mucho daño al departamento, sobre todo porque por culpa de estos se ha perdido identidad.

En el departamento que crearon Ancízar López López, Silvio Ceballos Restrepo y Rodrigo Gómez Jaramillo entre otros líderes políticos con el auspicio cívico de los diez municipios que en su época conformaban la comarca, no se volvió a ver el arraigo que reflejaba desde el civismo y la política las ganas de hacer y construir empresas para el desarrollo de la región. Los ciudadanos cedimos y los habilidosos se aprovecharon para obrar con o sin atribuciones sobre asuntos ajenos a su competencia, usurpadores que se echaron al bolsillo y como si fueran suyos, los derechos de todos quindianos.

Nos tenemos que integrar alrededor de prospectos manuales, de iniciativas prácticas, de tareas que examinen y consideren con juicio los problemas de la región y responsabilizarnos de las necesidades del Quindío. Si eso no se hace, tampoco vamos a encontrar prosperidad, vamos a estar siempre más lejos del bienestar material, del mejoramiento de la situación económica y del crecimiento cultural indispensable para que se pueda obtener madurez política.

Los quindianos nos tenemos que proponer actividades realizables dentro de la comunidad, bien sea en la cuadra, en el barrio, en la zona o comuna y por supuesto en los municipios. Es el departamento en general el que está necesitado de liderazgo para poder autoevaluarse y redescubrir las virtudes que hay que poner de manifiesto ante los poderes centrales y las demás regiones del país. Partiendo de acciones pluralistas y de la participación colectiva de los quindianos se debe llegar a una concepción en la organización de la comunidad y cumplida esta dimensión penetrar por nuestra propia cuenta al camino por el que debe echarse a correr el destino del departamento.

Nuestros propios líderes tienen que volver a penetrar en el ámbito de las estrategias y los quindianos unidos percibir los caminos adecuados para que podamos alcanzar las metas perseguidas.
Por falta de líderes no sólo en el Quindío, sino en la mayor parte de las regiones del país se han afianzado personajes siniestros a través de prácticas corruptas y clientelistas, por eso han llegado hasta apoderarse de la comunidad, a tal extremo que terminan creyéndose dueños de la verdad.

Al departamento le han reducido el derecho a la participación en sus decisiones democráticas, a semejante raza libre e independiente, la volvieron obediente. Terminamos identificados como una fuerza al servicio del poder en manos de los empresarios electorales, cuando debiéramos estar inmiscuidos en el poder del saber y la plenitud de los derechos regionales para decidir.

Hay nuevos con viejas formas caudillescas que no quieren pasar de moda, que se resisten a dejar de imponer mañas y vicios nefastos, pero que hay necesidad de derrotar de una vez por todas, estimulando a nuestros propios líderes y construyendo bases para un futuro que llegue a ser halagador a las presentes y próximas generaciones. Motivar cambios y comportarnos a la altura de la historia y de la raza, le hará el bien que estamos deseando para el Quindío.