28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Frustración ante los obstáculos, depresión

29 de marzo de 2022
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
29 de marzo de 2022

Los reveses de la vida decepcionan y causan frustración, los planes y tareas de la cotidianidad, convertidos en nuestro proyecto de vida, consciente unas veces, otras no tanto, pero de todas maneras ocupantes de la embarcación que nos conduce al destino, pretenden superar las etapas que marcan los pasos, con obstáculos de por medio, hacia la meta propuesta, se tropiezan y detienen nuestro barco cuando más cerca creíamos estar de la victoria.

Los contratiempos surgen como rocas a nuestro paso, no siempre posibles de evitar, cuando mejor creíamos estar caemos y decepcionados miramos alrededor viendo escapar las oportunidades del momento por mucho tiempo perseguidas, perplejos y llenos de dudas consideramos que no podemos volver a empezar y caemos en desánimo.

El niño llora por sus repetidas caídas cuando empieza a caminar, sufre por la tarea escolar no aprobada, el primer amor no correspondido entristece nuestra vida, la carrera universitaria nos enfrenta a múltiples tropezones y obstáculos, el trabajo y la familia constituyen escenarios donde aterrizan la infelicidad y la desdicha, el revés que descorazona.

El pesimismo y la desilusión nadan en el mar de reacciones negativas surgidas en el desarrollo de la pandemia que cada vez oscurece más el panorama con sus múltiples limitaciones, derivaciones negativas y muertes.

La pérdida del empleo y la quiebra del negocio, pequeño o grande no importa, lo significativo está en el sustento y ocupación de una o miles de personas, la diversión, los espectáculos, los viajes y el deporte cerraron las puertas, la enfermedad y la tristeza nos visitan golpeando la debilitada fuerza, las malas noticias enrarecen más el panorama, la incertidumbre ha sido la atmósfera general que nos ha invadido en el tiempo de pandemia.

Ante un ambiente desolador sólo queda la capacidad de superación humana que siempre levanta la cabeza, como la mítica ave fénix que perecía quemándose por los fuerte rayos solares del desierto y la tempestad de arena que ocultaba su visión, resurgía de sus propias cenizas. Y, como el niño aprendiendo a caminar, confiado y feliz se levanta de nuevo y no convierte en tragedia sus caídas sino en oportunidades para fortalecer sus piernas y llenar de confianza la resiliente capacidad de superación con la actitud positiva creciente ante las dificultades.

Tener la mente puesta en el único objetivo posible en este caso que consiste en alcanzar la solución y salir del atolladero transformados en valientes y conquistadores de hazañas en lugar de quedar atascados en el fango de la desesperanza y la duda.

Las habilidades, capacidades y aptitudes salen a flote si la mente que confía y actúa enfocada en la victoria.

A la pandemia, por grave, prolongada y dañina que parezca, podemos encararla como un obstáculo más que se presenta en el camino, la vida continúa hacia la meta final en cumplimiento de la misión para la cual fuimos destinados por la fuerza divina que nos puso en este planeta, esa misma fuerza manda el problema y también la solución.

Sólo basta un poco de sabiduría para entender su mensaje y desarrollar al máximo la capacidad humana en su infinito potencial y aprovechar el apoyo brindado en las herramientas personales y colectivas que la comunidad, la ciencia y los gobiernos disponen para el cuidado de la población en campos y ciudades.

 

JHGG

Bogotá, 28 de marzo de 2022