5 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La voz de la juventud

24 de octubre de 2021
Por Álvaro Rodríguez Hernández
Por Álvaro Rodríguez Hernández
24 de octubre de 2021

Vienen ahora los partidos, los medios partidos, los embaucadores, los que arruman firmas y quienes protagonizan en esta democracia áspera, ´discurso´ para potenciar y atraer dentro de su imagen, la voz de los jóvenes.

Viene el bazar electoral. El encanto de los brujos. El remedio casero para todo como burbuja regada en aspersión al alcance de todos. En la misma bolsa como baratija con productos – muchos de ellos – que nada dicen y poco plantean para el análisis que los haga salir de la inmunda a la que siempre los condenan. Con traje de héroes de calle, como supermanes regados con varitas mágicas o mujeres maravillas brotadas del populacho, al que desprecian y se pierden en sus reinados perpetuos.

Como los culebreros de pueblo con su verbo encendido vendiendo y repartiendo pócimas de jarabe, de diversos sabores, sus esencias “ideológicas”. Con el apetecido cuento del “quién da más…”

Ahora, sí, a meterlos a la brava a los directorios, para que cuenten en el censo electoral y se decidan a ir a unas urnas que nunca los ha tenido en cuenta.  Despreciados y odiados. “Pega afiches” y mandaderos de muchas castas políticas que los han visto como botín despreciable.

Los jóvenes deben participar, apropiarse del discurso de ellos. Del que no se pueden dejar arrebatar con filosofías de calle o propuestas halagadoras para “endulzar” no sólo sus oídos sino para untarles – ahora sí – por todo su cuerpo.

Por eso el reciente foro fue para escucharlos. En su democracia juvenil para ser tenida en cuenta y que no puede ser un rompecabezas aislado de políticas públicas. 150 voces con propuestas y ganas de tener su propio plan de desarrollo juvenil. Sus apreciaciones por una sociedad que los ha pisoteado muchas veces y que nunca los ha empoderado. En la trampa.

Participación juvenil no por encargo. Directa, que lo0s represente.

Como lo dijeron los delegados William Malpica y Liliana Giraldo, para que sean “pioneros de la primera generación en Colombia que van a poder ejercer el voto estando en el rango entre los 14 a 28 años”. O, como lo sentenció el alcalde de Pereira, Carlos Maya, destacar la participación y la promoción de espacios y escenarios para que su participación sea definitiva”.

Ojalá concurran. Ojalá diseñen, dibujen con una expresión fuerte en las urnas que quieren un país real y no mágico, prendido de engaños y no futuro.

La voz de los jóvenes, merece ser escuchada. En las urnas, sentencian una nueva Colombia. No hacerlo, es respaldar gobiernos que los ha tenido en el olvido. En el siglo de la oscuridad. Adscritos a una democracia que no les pertenece y que para ellos no cuenta. Amén.

[email protected]