19 de agosto de 2022
Directores
Evelio Giraldo Ospina
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez

Flores de Bach en la pandemia

2 de febrero de 2021
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
2 de febrero de 2021

Las emociones, cuando se desequilibran, nos producen estrés, la emoción es la respuesta a la situación que nos toca vivir, es la actitud o manera de reaccionar, la cual es diferente en todas las personas, sin embargo, hay unas posibles reacciones, palpables fácilmente en esta crisis que estamos padeciendo, aclarando que cualquiera de las 38 emociones puede salir a flote.

Por ejemplo, es muy normal que sintamos miedo frente a una situación tan dramática, nunca experimentada, los miedos pueden ser de diferentes grados, el primero y más fácil de identificar es simplemente el miedo a la pandemia, al virus al covid 19, ese miedo es a una situación conocida, identificable en cuanto a la causa desequilibrante, ese miedo, antes que se desborde, se puede tratar con Mimulus, (Mímulo, en español) cuyo efecto es desarrollar la virtud contraria del miedo que es el coraje, identificado en el valor y la confianza. Otras veces el miedo puede ser un temor desconocido, una aprensión, muy notoria también, frente al interrogante, de qué va a pasar, pero si nos llenamos de miedo hacemos la situación más difícil, para equilibrarlo existe el Aspen (Álamo temblón) que nos va ayudar a tener la confianza para esperar y descubrir cuál es ese fantasma, y, una vez identificado, ver cómo lo enfrentamos, siguiendo obviamente las recomendaciones y protocolos de las autoridades.

También el miedo puede ser por lo que le suceda, o pueda sucederle, un ser querido, esto se contrarresta con el Red chesnut (Castaño rojo). Otra manifestación o reacción desequilibrada puede ser entrar en histeria o estados de pánico, para ello el Rock rose (Heliantemo) nos calma. De igual manera, podemos exponernos al miedo a perder el control, o efectivamente a la pérdida de él, lo cual puede equilibrarse con Cherry plum (Cerasifera), trayéndonos a un estado más razonable

Fuera de los miedos, otras emociones en esto tipo de situaciones pueden desequilibrarse, por ejemplo, la incertidumbre. Incertidumbre, al no saber qué  hacer porque perdí mi trabajo, mi proyecto de grado se quedó incompleto, sólo en propósito, no sé qué va a pasar, se nos presentó un obstáculo en el desarrollo del trabajo, mi proyecto de vida ha quedado en el vacío, un obstáculo en el camino, entonces para no dejarnos llevar de la indecisión y perder el entusiasmo, Gentian (Genciana) nos ayudará a equilibrar la situación y a despertar nuestro estado de conciencia que indica que lo importante no es sólo caer sino aprender a levantarnos, no permanecer caídos, aprendiendo de la experiencia.

Sigue otra importante consideración relacionada con el abatimiento o desesperación por el contagio, para ello el Crab apple (Manzano silvestre), nos permite mantener nuestras capacidades defensivas, fortalece nuestra fortaleza inmunológica, entendiendo que ella está en nosotros mismos y en todas las medidas que están recomendando las autoridades sanitarias y los distintos protocolos ordenados por los gobiernos, concentrados en la curación y protección, no en el contagio atraído por nuestra desesperación que debilita la capacidad defensiva. La desesperación puede ser mayor cuando responde al trauma por el hecho en sí de la afectación por el virus como tal, y cuando se ha presentado en una persona del entorno personal o familiar, o simplemente, por la noticia, entramos en shock o trauma, Star of Betlehem (Estrella de Belén) nos trae el consuelo necesario para enfrentar el abatimiento y mantener el equilibrio.

La misma cuarentena y confinamientos, a lo cual estamos sometidos ha significado muchísimos cambios, con las consiguientes dificultades de adaptación, causa de alto estrés, además por el bombardeo de noticias negativas de toda índole, nos afecta profundamente, para ello Walnut (Nogal) nos permite desarrollar la actitud apropiada para adaptarnos a la nueva condición de vida e impedir que las opiniones ajenas junto a las situaciones que vemos nos hagan la vida invivible.

También se nos presentan, en las circunstancias que vivimos producida por la pandemia, dificultades en la convivencia manifestadas en la impaciencia e intolerancia, para la primera la flor Impatiens (Impaciencia) nos va a dar serenidad y calma, ayudándonos a respetar el tiempo ajeno y el propio. Para la tolerancia y respetar el comportamiento de los demás, si esperamos que nos respeten el nuestro, Beech (Haya), nos lleva a superar el estrés provocado por la crítica constante a la manera de actuar las otras personas, más notoria cuando la convivencia se hace más permanente.

Se complemento lo anterior con el pensamiento recurrente o ideas obsesivas cuando nuestro imaginar siempre nos está llevando al virus pandémico, como único tema de actualidad, para ello el White chesnut (Castaño blanco) nos ayuda a liberar la mente, producir calma y cambiar el monólogo mental al permitir que otros pensamientos lleguen a nuestra mente y nos ocupen en cosas diferentes, ojalá más agradables.

En especial para un momento de crisis es importante disponer de Rescue (Rescate), especial para enfrentar los momentos más críticos y urgentes. Todo esto es bueno complementarlo con la siguiente recomendación: si usted no tiene las esencia o remedios florales a mano, recuerde que lo que buscan las flores de Bach es que, una vez reconocido la emoción desequilibrada, lo importante no es concentrarse en ella sino empezar a desarrollar la virtud contraria.

Instructor Bach registrado en la fundación Bach de Inglaterra

Febrero 2 de 2021