25 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El maltrato a la mujer es una pandemia que debe terminar

20 de enero de 2021
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
20 de enero de 2021

BFRP Colombia 

La mujer, a lo largo de la historia, ha sido víctima del maltrato por la discriminación, los señalamientos y en general por toda clase de injusticias ejercidas contra los más débiles, vicio nefasto de la historia humana, presente en el matoneo o bullying, consistente en ensañarse contra indefensos, desarmados e impotentes.

Vemos el matoneo en los colegios, escuelas comunidades, y no solamente entre jóvenes y estudiantes, es muy común en los adultos que hacen víctimas de sus emociones negativas y aberraciones peligrosas a los que no pueden defenderse, señalan a alguien y ya lo convierten en el blanco de atropellos, de ello ha sido víctima la mujer, por su condición femenina, considerada sexo débil ante el machismo y la fuerza masculina, de lo cual hacen gala muchos equivocados hombres, quienes ejercen su poder cobardemente contra las víctimas más vulnerables.

La persecución de las brujas fue uno de los tristes fenómenos de oprobio, matoneo e injusticias contra la mujer durante siglos en Europa con repercusiones en América, cuando las mujeres eran las causantes, según los hombres y los gobernantes, de los males, las pestes y la miseria que sucedía en su región, por las prácticas de brujería que ellas realizaban, según los mismos acusadores.

Dado el señalamiento vino la posterior persecución, llegando a tal grado de ignominia de no permitir la defensa de la acusada y cuando ésta argumentaba razones poderosas para demostrar el error tan grande y sin justificación valedera que estaban cometiendo contra ella, era señalada de estar poseída por el demonio quien hablaba a través de ella por ser bruja, con mayor razón se aplicaba el castigo consistente en someterla a la hoguera en parques públicos.

Fuera de múltiples castigos y martirio, se crearon políticas de estado para incitar a la población a denunciar la presencia de brujas en su alrededor, con recompensas, incluso la industria se enfocó en la producción de objetos y elementos utilizados para maltratar y sacrificar a las llamadas brujas sin derecho a la protesta, por consiguiente, la población femenina fue disminuyendo poco a poco y hubo muchos pueblos que llegaron a quedar sin su presencia.

¿Cuántas mujeres siguen siendo perseguidas con el señalamiento de brujas? Hoy en día ese estigma puede ser asimilado con el de lideresa social, de género o defensora a ultranza de los derechos humanos, incluso por su sola condición de mujer, por su raza o preferencia sexual, son vilipendiadas, ofendidas y sus derechos desconocidos, Son perseguidas y odiadas, al no poder ser vencida su inteligencia e intuición, ni entendida su sensibilidad y sentimientos, la parte femenina de la creación es nutritiva y visionaria, muy cercana a los poderes extrasensoriales, virtudes difíciles de entender para el concepto racional y materialista de nuestro lado masculino.

El matoneo es una manifestación de cobardía por quien lo ejerce, expresa la incapacidad para entender cualidades especiales y desconocidas o incapacidad de cultivarlas por parte del victimario, resentimiento o envidia que con gran facilidad se transforma en odio en los espíritus poseídos por el mal, por eso se ataca también a los buenos estudiantes y se manifiesta en atropello y maltrato muchas veces apoyado en otros maltratadores más resentidos y enfermos o en el poder de las armas, el dinero, posición social o engreimientos de poderes nunca justificados ni válidos..

El maltrato continúa en una inequidad y afán inexplicable por desconocerle a la mujer su condición de ser humano con iguales derechos del hombre, creados ambos con un espíritu inmortal y un alma que nos acompaña en esta travesía por el planeta tierra, dignos, todos, hombres y mujeres, del buen trato y de una experiencia grata en este mundo que nos pertenece a todos por no ser de nadie, ya que somos sólo administradores de los bienes terrenales, mientras dure nuestra experiencia temporal, muy breve en la inmensidad del tiempo, y regresemos a nuestros orígenes, la materia hecha polvo y el espíritu integrado a la totalidad.

 

Jesús Helí Giraldo Giraldo

BFRP, Instructor Bach registrado en la fundación Bach de Inglaterra

[email protected]