14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Dónde está política?

2 de agosto de 2020
Por Álvaro Rodríguez Hernández
Por Álvaro Rodríguez Hernández
2 de agosto de 2020

Raspe y gane en política.

No es extraño que el extraño, Trump, salga a posponer como político  que ha estado mucho tiempo en el tinglado, las elecciones. Ocurre en Estados Unidos y es un libreto que se da silvestre en la repetida política que suma mañas.

Le crea luces de bengala que le permita maniobra para que inesperados vientos le traigan los electores que le han volteado la espalda. Cada día se le alejan.

Mira la política como cascajo electoral y con encuestas adversas como náufrago que le alargue tiempo y pueda ocurrir el milagro.

Trump, recursivo magnate: tiene  más de un sol en contra.

Eso acontece en USA.

En Colombia, la política hoy es invisible. En Risaralda, ni qué decir; mayorías  al viento, con   golpe de aire  que nadie sabe con precisión para donde va. Y lo que es peor, ni a donde piensan llegar.

Falta mucho por raspar en el espacio del senado  y Cámara. Inscritos desde ya en un largo surtido de aspirantes. Unos a duras penas respiran. Otros no modulan y los más buscan crear candidaturas cosméticas. Invisibles corporaciones como sueños suspensivos para figurar.

Confiados en bodeguitas. En multinivel político como producto de mercado o marca que habla y dice poco: un libreto calcado para hablar menos y embarrarla sin atractivos.

En Risaralda, por estos días la política no aparece. No alcanza ni a espumosa. Si no hay política tampoco hay partidos para la crisis. Que le enfrenten y la vuelvan responsable.

¿Qué partidos deben asumir la responsabilidad?

Esa responsabilidad se evade en muchas direcciones. Montoneras sin orden y si control político. Como en USA, Trump. Que sabe que va perdiendo, pide postergar las elecciones. Aquí en Colombia, la política respira con  dificultad. Pero de verdad, ¿dónde  está la política?