17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El ´mago´ Maya y Tontín

14 de junio de 2020
Por Álvaro Rodríguez Hernández
Por Álvaro Rodríguez Hernández
14 de junio de 2020

No fue un proceso espontáneo. Brotado del sombrero. Con protocolos.

Maya, alcalde, se sentó, una vez ganar el torneo electoral, a planear la receta que tiene preparada y soñada: el manejo de la Hacienda Pública, sin financiación e intereses. Revisen el plan para ejecutar en 100 días y en este movido 2020.

Manda un mensaje claro y nosotros no estamos acostumbrados a ello, cuando se habla sin tono melifluo, engañoso: evita el colapso y asusta con eliminar varias entidades inútiles.

De paso, le mete un golpe a la corrupción provocada por laxos, relajados papanatas incrustados en gobiernos locales.  Con un gigante que amenaza con venirse al piso: la pomposa Secretaría de Movilidad, que hace rato huele maluco. Y eso, les ¡duele!

Agréguele, un delicioso postre: Aseo. Esa entidad  bisagra sobra. Es una hija malcriada de la privatización escandalosa que ferió el patrimonio público. Sus protagonistas se pasean como rigurosos camaleones, huyéndole a la realidad aplastante.

No creo en  los anuncios acelerados que esto hubiese merecido una Comisión de Paz que no solucione nada. O, que debía consultarse con extraterrestres. No. Al pan – pan. Sin vueltas.

Acaso, hoy, alguien duda que las finanzas saldrán maltrechas en el pesimismo agobiador que no lo podemos montar en la parodia.

Tampoco son para hacer lujuriosas  reformas administrativas – sin controles – que engorden la nómina. ¡Ni locos!

Ahora, el ´Mago´ Maya, debe ser severo y cuidadoso con la venta de los apetecidos  lotes, como patrimonio generador de nuevos recursos.

El temor es cierto: detrimento patrimonial o que se venda a “precios de ganga”, de subasta. Que le coloque los ojos vidriosos al Cartel de Los Lotes que existe y se ha metido por numerosos resquicios oficiales. Ni pensarlo, ni se va a hacer así.

La liquidación de activos fusibles, son un hecho. Espantar los riesgos  es  imperativo. Hacia el pasado hemos sido permisivos y eso no nos ha llevado adelante y a regar dudas por donde se camine.

Maya, alcalde, está parado en el escenario. º:bv

Tontín, que son muchos, seguirán mostrando sus zapatos.

[email protected]