11 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La ´jugadita´ del CD

19 de abril de 2020
Por Álvaro Rodríguez Hernández
Por Álvaro Rodríguez Hernández
19 de abril de 2020

Otra vez, el abogado Gabriel Jaime Vallejo Chujfy, se enfrenta a la jauría.

Coloca su pellejo y su prestigio en la jugadita del CD: reducir, en su número, un cada vez más desprestigiado Congreso.

Esto no es nuevo: Al señor ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, el mismo de ayer y hoy,  se le vuelve la boca agua. Una y otra vez, desde los 100 puntos programáticos, lo aclama. Lo reclama. Lo dice de manera pública para gusto de la taquilla.

Consultarlo al pueblo es su estrategia: mover opinión y polarizar. Retador el hombre en la coyuntura.

El CD, – la casa estudio -quiere ´cargar con el muerto´.  A  como dé lugar. La punta de esa iniciativa – con adrenalina incluida – por tercera vez la toma y no la deja, el abogado por Risaralda, Gabriel Jaime. Dos veces, lo han derrotado de manera dura en esos intentos.

Muchos calificativos le sobran al Congreso: desde desvergonzado  hasta licencioso, venal y malo. Para muchos es vendido y comprado. Otros, lo señalan, de podrido, corrompido e inmoral. Dejo ahí.

Con todas sus imperfecciones, considero que toda Democracia, merece su Congreso. Pesos y contrapesos. Ojalá la oposición funcionaria. Que el que gane se dedique a gobernar, administrar y ejercer un real control político.

No como ahora: muchos del rebaño, terminan siendo apéndice y manipulados, gracias al tumor de la burocracia enquistada. Lo que deje Epulòn.

Es cuento, así no se “mitiga la corrupción”.  Sin alejar el cáliz, como advierten desde el crucifijo.

El Congreso, debe demostrar que  allí “vive la Democracia”. Que nadie es eterno en su recinto y que el salario que devengan no debe ser producto de una urticaria general. Picazón.

Su mayor interés es que la plata de ese recorte al Congreso bicameral – no Unicameral, como quisieran – sea para “reactivar la economía”. Pero quien lo garantiza.  O, que sirve para  “darle a los más pobres”. Pobrecitos! A los necesitados que abundan en esa masa amorfa de informales que deambulan en tiempos del virus.

Un sector liberal con el ex presidente de la Cámara, Alejandro Chacón, creen que es el asomo a la dictadura. Esto, lo dice, “con el respaldo de algunos congresistas que se toman servirles para propósitos ominosos”. Un sector Verde, considera que se está “minando la Democracia”.

Falta ver que busca Vallejo Chujfi, metido en otra estelar película.

La taquilla somos nosotros. La jugadita sigue.   Pueda ser que no sean luces de bengala o distractores verbales para extender la pandemia moral de Colombia.