7 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Transformar con visión estratégica

31 de octubre de 2018
Por Alejandro Callejas Aristizabal
Por Alejandro Callejas Aristizabal
31 de octubre de 2018

Los departamentos y por lo tanto las gobernaciones están llamados a revisarse internamente y plantear un nuevo rol para el futuro. Su papel articulador y coordinador de los esfuerzos regionales en un ambiente local, les supone un reto estratégico en el desarrollo del territorio que trascienda los avatares políticos de la comarca y permita conducir recursos y energía a proyectos estratégicos de alto nivel.

Para lograr este cometido, el gobernador cuenta con un equipo de trabajo y con instituciones que deben servir para mucho más que para una repartición burocrática de cuotas de campaña o pagar favores políticos.  Promover equipos de alto rendimiento con capacidad de gerencia, criterio y entendimiento de los contextos y alto perfil empresarial debería ser una tarea principal del próximo mandatario.

Los infis por su naturaleza tienen un potencial enorme para convertirse en un brazo técnico que genere no solo el impulso suficiente a las diferentes iniciativas, sino también una visión de transparencia y eficiencia en todas sus actuaciones. Para lograr lo anterior como propuesta para su transformación empezaría por sugerir un cambio en su visión y su gobierno corporativo.

La conformación de una junta directiva independiente que se permita contar no solo con representantes políticos, sino por el contrario obedezcan más a su razón, experiencia y conocimiento en los diferentes temas, es un elemento vital a la hora de creer en la capacidad de transformación y sostenibilidad de una entidad como estas.

Los Comités de auditoría, gobierno corporativo e inversiones, deben ser acompañados por miembros de junta experimentados y comprometidos con el desarrollo institucional de la entidad además de permitirle a la administración tener un respaldo solido en la toma de sus decisiones.

El equipo humano debe ser y servir bajo los mismos criterios de excelencia, eficiencia y transparencia, no pueden existir ambigüedades en este sentido, es decir este tipo de compañías más que incubadoras de burócratas deben ser el seno de las mejores mentes de la región y cuna de líderes empresariales, políticos y sociales.

La aplicación de un modelo cíclico de planear, financiar y ejecutar puede definir un poco la idea del rol que este tipo de entidades podrían desempeñar en el futuro del departamento:

Planeación: Para nadie es un secreto que una de las fallas más fuertes que se tienen como sociedad y especialmente como ciudades y departamentos es la falta de planeación de largo plazo y esto se refleja en una incapacidad de estructurar buenos proyectos.

Desafortunadamente la incapacidad de estructurar buenos proyectos bloquea la oportunidad de encontrar financiamiento en la nación, en la cooperación internacional y mucho menos ser atractivos para la inversión privada.

Esta es tal vez la necesidad más grande que tenga cualquier región en el país y es desafortunadamente un renglón relegado a una pequeña oficina sin mucha importancia. Se quiere ejecutar sin planear y esto solo genera proyectos siniestrados, retrasados y energía desperdiciada.

Una buena oficina de estructuración de proyectos al servicio de la gobernación y por supuesto de todos los municipios es prenda de garantía de futuras ejecuciones, coherentes, consistentes y sostenibles. Cada vez es más cierto que proyectos bien estructurados siempre encuentran recursos para su financiamiento. La verdadera gestión ante el gobierno nacional y la cooperación internacional arranca por este punto.

Financiamiento, en esta área particular propondría un cambio fundamental. Estas entidades no están creadas para prestarle recursos a proyectos que por débil estructuración o por falta de garantías los bancos privados no financien.   Por el contrario, nuestros ahorros como sociedad deberían ser invertidos con un grado de cuidado y atención muy superior.

Ahora bien, servir como banco de segundo piso que incentive a la banca privada al acompañamiento de proyectos estratégicos, puede ser una mejor alternativa además de servir como multiplicador bancario para el acceso al crédito.

Como segunda alternativa desde el financiar, se propone la creación de un área de inversiones bien estructurada con criterios de rentabilidad definidos y un fuerte control operativo y estratégico.

Este tipo de inversiones bien gestionadas nos pueden permitir como sociedad aumentar nuestros bienes de capital que generen rentas importantes y de esa manera diversificar las fuentes de fondeo que hoy se tienen muy limitadas.

Finalmente, el ejecutar, es una actividad que con criterios de eficiencia y transparencia pueden convertirse en una super herramienta, no solo para el departamento sino para los municipios que lo conforman. Reglas claras de contratación, plurales y objetivas; seguimientos técnicos, economías de escala y un grupo de profesionales íntegros es la clave perfecta para que las cosas pasen. funciona y lo digo con seguridad pues lo he vivido con pasión los últimos años de trabajo.