16 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Puerto Antioquia

15 de noviembre de 2017
Por Gustavo Álvarez Gardeazábal
Por Gustavo Álvarez Gardeazábal
15 de noviembre de 2017

Gustavo Alvarez Gardeazábal

Hoy se firma en Medellín el acta final de compromiso de los socios que van a construir para el 2020 el siempre anhelado puerto de Urabá,que con muy sano criterio regionalista los paisas han bautizado como Puerto Antioquia. Unidos alrededor de la idea luminosa de Oscar Isaza, el mismo que construyera el puerto de contenedores de Buenaventura y contando con la esperanza y el apoyo de los bananeros y de Luis Pérez, el gobernador de Antioquia ,consiguieron que una de las mas poderosas firmas francesas de construcción y administración de puertos se convirtiera en su socio mayoritario y fructificara la ilusión.

La idea de que Antioquia tuviera un puerto de características modernas es tan vieja como la centenaria de Gonzalo Mejía de construir la carretera de Medellín a Turbo. La via apenas se está terminando y si el túnel del Toyo lo ponen a funcionar en 2020,la salida de carga de Puerto Antioquia no va a ser solo del banano de Urabá, sino de una gran parte de la carga que todavía produce la  retardada industria antioqueña y el otra vez creciente campo paisa con su café de toda la vida y el aguacate hass de los últimos tiempos.

Me asalta empero una preocupación. Va a quedar Colombia con demasiados puertos pero , ¿si tendrá carga de exportación suficiente para mantenerlos rentables?.Hoy en dia no la posee porque sus industrias se amodorraron,la inversión extranjera patina con el régimen impositivo y  salarial y se frena con la inseguridad jurídica.Pero si alguien se apersonara de Colombia para que sembremos aguacate como  se sembró café y se especializara en frutas exóticas y montara la extracción de pulpas y trozos de ellas, el país agrícola que siempre fuimos podría sacar la cara por la alicaída Colombia  y exportar a borbotones.

Publicado en Diario ADN,noviembre 15 2017