7 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Específico, sintaxis, cobrar, conjuntez

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
3 de octubre de 2017
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
3 de octubre de 2017

Quisquillas de alguna importancia

efraim osorio 

De tarde en tarde dormita el buen Homero. 

A través de los tiempos, el término ‘específico’ ha ido recibiendo diversas acepciones: en los diccionarios de finales del siglo XIX tenía una sola acepción como adjetivo, la siguiente: “Que caracteriza y distingue una especie de otra”; como sustantivo, ésta: “Medicamento eficaz para curar una enfermedad determinada”. Hacia mediados del siglo XX, la Academia le añadió otras definiciones al sustantivo, entre ellas, ésta: “Medicamento fabricado al por mayor, en forma y con envase especial, y que lleva el nombre científico de las substancias medicamentosas que contiene, u otro nombre conveniente patentado”. Tenían, pues, razón mi papá y todos los campesinos de esa inolvidable época, que llamaban ‘específico’ a la veterina que usaban contra las plagas de la piel de sus animales. En la última edición de su diccionario, la Academia da del adjetivo esta definición: “Que es propio de algo y lo caracteriza y distingue de otras cosas”, acepción más amplia que la de hace un siglo. En fin, todo esto  para hablar de la siguiente frase del señor Elceario de J. Aristizábal: “Se requiere en específico que la justicia, la solidaridad, la misericordia…” (LA PATRIA, Voz del Lector, 18/9/2017). Leí también esta locución adverbial –‘en específico’– en la traducción de un diálogo en una serie de televisión, seguramente versión del adverbio inglés ‘specifically’ (‘de una manera específica, según la naturaleza de la especie; definitivamente, particularmente’). Este último adverbio, con su acepción de ‘especialmente’ (de ‘especial’, no de ‘específico’), era el indicado en la frase del señor Aristizábal; ‘principalmente’, también. La locución ‘en específico’ no lo es. ***

A pesar de su abuso de la expresión ‘más allá de’ –que quizás quiere decir ‘además de’, o quién sabe qué–, el redactor de los editoriales de El Tiempo hace gala de una prosa clara, agradable y, por lo mismo, leíble. No obstante esto, en el del 21 de septiembre de 2017 pecó contra la sintaxis en esta frase: “…una semana después, el costo se elevará incesantemente”. Hablaba de las medidas tomadas para que los dueños de carros confiscados y llevados a los ‘tenebrosos patios’ cumplieran con más facilidad y efectividad el pago de las multas impuestas por sus infracciones de tránsito: los infractores tendrán un plazo fijo para pagar las multas, después del cual éstas comenzarán a elevarse ‘sin cesar’, idea que quedó chuecamente expresada en la frase de marras, precisamente, por la falta de sintaxis, que exige la coordinación lógica de los elementos de la oración. La oración, castizamente construida, debió ser ésta: “…una semana después (de la fecha límite de pago), el costo empezará a elevarse incesantemente”. Lógicamente, la frase glosada expresa ‘una sola semana’ después de la fecha límite, lo que desvirtúa de todo en todo el significado de ‘incesante’ (‘que no cesa’), que expresa una acción continuada, y, en este caso, gradual. De tarde en tarde dormita el buen Homero. ***.

Una de las muchas acepciones que El Diccionario le asigna al verbo ‘cobrar’, la última, es la siguiente: “Llevarse víctimas”. De acuerdo con ella, este verbo está mal empleado en la siguiente oración de un editorial de nuestro periódico: “Pese a todos los accidentes en socavones que cobran muertes en el departamento…” (LA PATRIA, 20/9/2017). Evidentemente, lo que el editorialista quiso decir fue que ‘los accidentes en los socavones cobran muchas vidas’, las vidas de las víctimas de esas tragedias. ‘Cobrar muertes’ no tiene sentido, porque la ‘muerte’ es lo que viene después de que algo o alguien ‘cobra la vida’ de su víctima, es decir, se la quita. De Perogrullo. ***.

Un columnista de El Tiempo se inventó el sustantivo abstracto ‘conjuntez’ en la siguiente oración: “…los profundos lazos de fraternidad entre las Fuerzas que materializan la conjuntez no solo para enfrentar…” (Coronel Pedro Javier Rojas Guevara, 21/9/2017). Su invento, sin embargo, tuvo origen desvirolado, porque la desinencia ‘-ez’ sólo se pospone a adjetivos para formar sustantivos que signifiquen la cualidad expresada por el adjetivo, por ejemplo, de ‘brillante’, ‘brillantez’; de ‘esbelto’, ‘esbeltez’, y de ‘cándido’, ‘candidez’. Supongo, de acuerdo con lo que le entendí, que con ese nombre espurio quiso decir ‘unión’, término que tiene como sinónimos ‘solidaridad, asociación, unidad’, voces que expresan lo que pretendió el coronel.

[email protected]