15 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Maduro a punto

24 de julio de 2017
Por Gustavo Álvarez Gardeazábal
Por Gustavo Álvarez Gardeazábal
24 de julio de 2017
Gustavo Álvarez Gardeazábal

Lo que se va a vivir en Venezuela esta semana tiene tres pivotes construídos desde la semana anterior. Primero, La realización de las elecciones contra el plebiscito, montadas por la Asamblea Nacional, demostraron que están en condiciones de reemplazar al poder electoral que ha manoseado a los ciudadanos venezolanos y se ha limpiado con la Carta Constitucional. Segundo, la organización de un paro cívico no solo en Caracas sino en casi todas las capitales de los estados venezolanos, sirvió para medir la fuerza de una convocatoria de esas y como atajar a la oleada chavista armada. Y tercero, el nombramiento de los miembros del Tribunal Superior de Justicia por la misma Asamblea Nacional, sirve de  parapeto de un gobierno paralelo.

En semejante punto, Maduro, olvidado de las opciones de diálogo y fracasado en la mediación que pretendió hacer el papa peronista, tiene esta semana a los feroces medios internacionales mostrándolo aquí y allá como el gran dictador y haciendo públicos sus discursos incultos, groseros y lejanísimos de la dignidad presidencial. Y, como si fuera poco, a una oposición que no parece agotarse en sus salidas diarias, pero ,al mismo tiempo, a una fuerza bolivariana, armada estúpidamente pero cansada después de tres meses e imposibilitada, hasta ahora, de causar la guerra civil que, desde afuera, todos creíamos que se venía encima.

Esta semana Venezuela decidirá su futuro inmediato. Si Maduro insiste en su constituyente y los de la oposición repiten el paro el fin de semana para impedir el plebiscito, puede iniciarse la temida guerra civil. Pero si Trump decide intervenir y no le vuelve a comprar petróleo a Venezuela o les expropia sus refinerías en USA, estalla en mil pedazos aunque no se sabe para dónde.

Publicado en Diario ADN, julio 24  2017