10 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cesó la horrible noche

2 de julio de 2017
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
2 de julio de 2017
Por: Jesús Helí Giraldo Giraldo

El adiós a las armas, vivido el 27 de junio de 2017, con la dejación de armas por parte de las Farc, constituye un hecho histórico, sin parangón en la vida colombiana. Toda una vida la hemos pasado, los colombianos, en guerra. Es justo entonces que no fuésemos a morir sin tener un día de paz. Al menos, por ahora, paz con las Farc el grupo guerrillero más poderoso, consistente y sistemático que durante más de 50 años mantuvo en crisis a Colombia.

 

Ojalá el ELN, el otro grupo guerrillero tradicional, avance en sus diálogos con el gobierno nacional y nos den pronto la buena nueva de que la paz tiene la palabra.
Viva la paz!!! Bienvenidos a la vida civil y a la defensa de las ideas políticas desde el poder de la palabra, el argumento y la discusión civilizada, quienes antes habían mantenido empuñado el fusil. Y que todo sea por el bien de nuestra patria y de todos sus habitantes que aspiramos el reino de la inteligencia serena de un país en armonía.
Y que el ejemplo se replique entre quienes aún viven en la oscuridad. Esos que temen ver la luz y por ello  atacan a sus semejantes destruyendo vidas, incluyendo la propia. Al sufrir el infierno en la tierra por culpa de sus mentes torcidas y enfermas, constituyen el cáncer que los carcome y arrastra consigo vidas inocentes.

Colombia tiene derecho a la paz y sus hijos la merecemos. Es hora de adornar las noticias con el color de la belleza humana reflejada en la grata convivencia, el amor por el prójimo y el respeto a las diferencias.

Bogotá, julio 02 de 2017