13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

A Gabriel Humberto Zárate S., in memoriam.

22 de agosto de 2016
Por Jorge Eliécer Castellanos
Por Jorge Eliécer Castellanos
22 de agosto de 2016

Jorge Eliécer Castellanos

jorge castellanosEl reconocido líder en el orbe empresarial colombiano, Gabriel Humberto Zarate Sánchez, arquitecto oriundo del Departamento de Santander, adelantó su partida al más allá, el jueves 18 de agosto último en Bogotá.

Caracterizó su ameritada existencia como persona de excepcional sencillez, inteligencia espléndida, orden en todas sus actividades y gran don de gentes.

Emprendedor de negocios financieros y de construcción, el talentoso Zárate Sánchez fue cofundador del banco Davivienda y además gestor de Cementos Tequendama.

Interactuó decididamente, hasta sus últimos meses, como socio y gerente de inversiones de la empresa familiar Zárate Gutiérrez y Compañía.

Se le atribuye la osadía de invertir en la totalidad de acciones de Cementos Tequendama cuya fábrica principal funciona en el Municipio Cundinamarqués de Suesca y cuenta inversiones superiores a $60.000 millones.

Se registra en su destacada trayectoria de inversionista, precisamente, como uno de los fundadores principales del Banco de la casita roja. Posteriormente vendió gran parte del paquete de sus acciones en la mencionada financiera para destinar los recursos al proyecto cementero indicado.
Presidió las gerencias técnicas de la Urbanizadora Alfredo y Ambrosio Peña, Cinca Limitada y la Industrial de Construcciones.

“Gabriel fue un constructor de toda la vida, pero también era un empresario entusiasta”, comentó a la prensa nacional, al conocer su deceso, su cercano amigo, José Alejandro Cortés, presidente de la Fundación Bolívar.

Cortés aseguró que: “Este hombre, desde que lo conocí, se caracterizó por ser de esas personas que hacen mucho bien a la sociedad, sin pretender ser reconocido. Siempre buscó mantenerse como una persona sencilla, y lo que hacía era más por convicción que por un afán de reconocimiento”.

Igualmente, Zarate Sánchez, se desempeñó en el campo financiero como miembro principal de la junta directiva del Banco República de Venezuela, de Granbanco, del Banco Superior y, durante gran parte de su vida, de Davivienda.

Inició su afortunada vida empresarial en la capital de su departamento, llevado de la mano del reconocido ingeniero Julio Carrizosa.
Seguidamente saltó a la fundación del banco local en 1972, cuando este aún tenía el nombre de Corporación Colombiana de Ahorro y Vivienda (Coldeahorro) y estaba cobijado bajo el holding del Grupo Empresarial Bolívar.

Era preciso en sus comentarios, certero en sus apreciaciones, solemne en sus disertaciones y entusiasta en su vida familiar.
Deja una estela maravillosa de lecciones de carácter empresarial y de liderazgo proactivo.
Paz en su tumba.