16 de febrero de 2019
Aguas de Manizales - Febrero 2019

¿Vivir, revivir o convivir?

10 de febrero de 2019

Por la Bruja sin Escoba

Como gran cosa y dentro de su plan de seguridad, el presidente de la república anunció que aspira a tener un millón de cooperantes con la fuerza pública, algo que por mucha parte del pueblo colombiano fue entendido como la resurrección de las nefastas Convivir de Alvaro Uribe.

Entes creados seguramente con buena fe pero que se convirtieron en la génesis del paramilitarismo, y que solo malos recuerdos traen a este país azotado durante tantos años por la violencia.

Hay cargos y posiciones que otorgan carácter y dignidad, y en consecuencia casi siempre generan o estimulan acciones no siempre consecuentes con lo que se  aparenta ser.

¿Cuáles serán los requisitos para ser “cooperante” en el gobierno del presidente Duque ? Quien o quienes podrán aspirar a recibir semejante encargo ? Cuál será la función de un “cooperante” ? A quien le rendirán cuentas ?  Mejor dicho, qué peligro y que miedo.

CON LICENCIA COMO EL 007

Como si no fuera suficiente con el millón de “cooperantes”, para algunos simplemente informantes o sapos, el gobierno de Duque está considerando la posibilidad de introducir cambios fundamentales en lo que hace relación con la tenencia de las armas.

Tras una frase rimbombante y de cajón según la cual “el uso de las armas y de la fuerza está exclusivamente en manos del Estado”, se pretende autorizar su adquisición y porte a ciertas personas “por cuestiones de seguridad”.

Esas personas no son otras que potentados, terratenientes, ganaderos y poderosos de todos los departamentos colombianos, a quienes se les entregarán armas para su “defensa”, no obstante el ambicioso plan de seguridad expuesto por el gobierno.

En la práctica, y sin que esto sea una exageración, quedarán como el famoso personaje de Ian Fleming, con licencia para matar.

ALCALDIAS A $300 MILLONES

Luis Pérez

Decir que la corrupción en Colombia es de proporciones siderales en todos los órdenes de la vida nacional, es como reconocer la inmensidad el mar o que los polos son fríos.

Pero lo que acaba de suceder en el municipio antioqueño de El Bagre, si es la corrupción de todas las corrupciones, retruécano que se utiliza para, perdónesele a la bruja, exagerar con toda exageración.

Al anterior alcalde, Angel Mesa Castro, como cosa rara, lo sacaron del cargo por malos manejos, y aunque se le endilgan bastantes irregularidades, sigue libre y orondo por las calles de Medellín. Para reemplazarlo en calidad de alcalde encargado, el gobierno seccional le solicitó a esa lindeza de partido, Opción Ciudadana, una nueva terna de candidatos.

Y atérrense: a cada uno de los candidatos, se le exigió firmar una letra por $300 millones de pesos para ser incluido en la terna. Esto se supo después de que el gobernador, Luis Pérez, ignorante de la vulgar maniobra, nombró a María Yolima Madrigal, una pastora, quizá creyendo que por esa calidad resultaría decente.

Algo debió ocurrir entre quien exigió la letra y la funcionaria designada,  pues casi de inmediato a su posesión la  letra fue protestada y salió a  la luz esta belleza de entramado.

Pero esto no es lo peor: lo grave es que el Gobernador no puede, legítimamente, sacar a la alcaldesa encargada, a pesar de haber aceptado lo de la letra por $300 millones, documento que jamás podrá cancelar con el exiguo sueldo de tres o cuatro millones que sigue devengando… por ahora..

ADHESIONES POR EMBAJADAS

Pero si en este país del Sagrado Corazón puede aspirar a una alcaldía firmando como garantía letras de $300 millones de pesos, también se puede adherir a cualquier candidato a cambio de una embajada, así sea en el lejano y aburridor Egipto.

Así lo entendió a buen tiempo el ex presidente, César Gaviria, flamante director único de una cosa que ahora llaman partido liberal, despojo apenas de la que fuera una colectividad respetable, no solo en el concierto nacional sino internacional.

Su esposa, Ana Milena Muñoz, lució sus mejores galas hace algunos días al posesionarse ante el presidente Duque como la nueva embajadora de esa nación africana, cuya destinación no sabe uno si es un premio o un castigo.

De todos modos, la adhesión de César Gaviria apenas le costó a Duque la embajada en Egipto, y al Centro Democrático una chanfita menos para uno cualquiera de sus adláteres.

VOLVIMOS A LA EDAD DE PIEDRA

Crédito: HSB Noticias

Los increíbles avances tecnológicos que a diario disfruta la humanidad, les son vedados al presidente del Congreso, Ernesto Macías y a ese gigantesco aparato burocrático que de él depende.

Como les parece que entre los tropiezos que ha tenido la ley estatutaria de la JEP, para llegar al Palacio de Nariño en busca de la firma presidencial, hay uno que causa risa, y es el relacionado con su impresión.

Lean esta candorosa excusa del bachiller Macías: “… estas omisiones según se pudo establecer, obedecieron a un error de formato al momento de imprimir, teniendo en cuenta que los textos de ley requieren un papel con márgenes preestablecidas y gramaje más alto del común, lo que implica que en algunos casos la impresora pueda alterar dicho margen de impresión al momento de ejecutarse la orden”.

Mejor dicho, la suerte del Congreso de Colombia y de lo que de allí pueda salir, está una impresora del siglo pasado, obsoleta y en manos de un pésimo operario.

Sin contar, además, que este último cuenta con la complicidad del mañoso presidente del legislativo dispuesto a lo que sea, con tal de ayudar a “hacer trizas” todo lo que tenga que ver con la paz.

INAUDITO

El pasado domingo se escribió en esta columna de candidatos, candidotes y candidaticos que hay en Medellín para aspirar el 27 de octubre a los gobiernos regionales.

Uno de los últimos es el concejal, Santiago Jaramillo, quien llegó por el Centro Democrático pero del cual fue expulsado luego de afirmar, entre otras cosas, que la operación Orion fue “un homicidio con complicidad del estado”, regido en ese entonces por Alvaro Uribe.

Pues este señor que aspira sin ninguna opción a ser alcalde de Medellín, la emprendió en los últimos días en las redes sociales, en la forma más ruin y vulgar, contra el actual alcalde, Federico Gutierrez, dándose como se dice popularmente con la piedra en los dientes.

Con el alcalde Federico se pueden tener discrepancias, pero que es un hombre a carta cabal, que la ha metido toda por Medellín, por su gente, por la recuperación de la ciudad en todos los órdenes, nadie se lo puede negar.

Y ofenderlo a él, como hizo este candidote Santiago Jaramillo, es ofender a toda la ciudad y de paso perder los cuatro o cinco votos que acaso podría tener para  esta aspiración, distinta a otras que se le conocen.

COLOMBIANOS SE ESTAN TOMANDO A ARGENTINA

VAVEL.COM, nos trajo eta semana, un completo resumen de la actividad de los futbolistas colombianos en argentina, cuyo número llega en ésta temporada a 29.

Banfield tiene dos colombianos en sus filas, el arquero  Mauricio Arboleda y  el atacante Reinaldo Lenis.

Belgrano de Córdoba tiene un colombiano en sus filas y es Mauricio Cuero que llegó al Pirata este mercado de pases proveniente de Olimpia de Paraguay.

 Boca Juniors perdió a una de sus estrellas que era Wilmar Barrios que se fue a jugar al Zenit de Rusia. Pero Gustavo Alfaro decidió reemplazarlo con Jorman Campuzano que llegó  del Atlético Nacional . Pero el equipo tiene un su plantel dos colombianos más: Frank Fabra y Sebastián Villa.

Volvió a San Martín de San Juan  Humberto Osorio Botello. El delantero llegó al “Santo Sanjuanino” proveniente de Rionegro Águilas de Colombia. Esta es la segunda etapa del delantero cafetero en el club de Cuyo.

Con la llegada de Julio Comesaña  a Colón de Santa Fe, vieron al Sabalero tres futbolistas colombianos:  Andrés Cadavid  de Millonarios  Guillermo Celis que pasó por  Vitória Guimarães de Portugal y el goleador de la Copa Sudamericana 2018,  Wilson Morelo.

Estudiantes de La Plata se reforzó para este 2019 con dos colombianos: John Manuel Arteaga,  proveniente de Atlético Nacional  y  Edwar López, delantero de 23 de años que llega al equipo de La Plata proveniente de Sanjoanense de Portugal.

Huracán ya tenía desde junio del año pasado a Andrés Roa,  del Deportivo Cali. Ahora en este mercado de pases llegó al equipo de Antonio Mohamed, Daniel Alejandro Hernández, quien jugó seis meses en San Lorenzo de Almagro.

José Luis Sinisterra llegó a Lanús en el 2018, proveniente del Real Valladolid “B”.

Mateo Casierra llegó cedido a Racing Club de Avellaneda a préstamo por 18 meses a cambio de doscientos mil dólares. Llega proveniente del Groningen de Holanda.

River Plate trajo a un joven de 20 años desde el fútbol ucraniano en calidad de préstamo hasta el 31 de diciembre de 2019,  Jorge Carrascal.  El equipo que dirige  Marcelo Gallardo, ya cuenta con  Juan Fernando Quintero y Rafael Santos Borré.

Edgardo Bauza ya contaba con un  colombiano,  Óscar Cabezas. Pero ahora llegaron  dos futbolistas cafeteros: Jarlan Barrera del Junior y Duván Vergara de Envigado de Colombia).

Con la llegada de Jorge Almirón al banco de San Lorenzo de Almagro,  el club azulgrana contrate a cuatro futbolistas colombianos. Raúl Loaiza y Gustavo Torres proveniente del equipo que dirigió el año pasado el actual técnico de San Lorenzo. Mientras que los restantes son Juan Camilo Salazar, de Millonarios de Colombia y  Andrés Rentería.

Talleres de Córdoba contrató para este 2019 a Dayro Moreno,  El equipo cordobés ya tiene en sus filas a  Diego Valoyes.

Y el jugador colombiano número veintinueve que juega en la Superliga Argentina de Fútbol es Yeimar Pastor Gómez Andrade. Este defensor se destaca en Unión de Santa Fe.

Celsia y la  estación de recarga para vehículos eléctricos en Panamá