21 de septiembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Por qué incorporar extranjerismos en nuestro idioma si el español es tan hermoso?

Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
12 de junio de 2020
Por Omar David Álvarez Tamayo
Por Omar David Álvarez Tamayo
Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
12 de junio de 2020

Los extranjerismos llegaron a nuestro idioma y se quedaron; el español es un idioma muy hermoso, está en el top de las lenguas más bellas en sonido, junto al italiano, francés, y portugués, y en escritura con el chino, francés, japonés y griego.

Con la globalización muchas lenguas nativas han perdido fuerza e importancia frente el inglés invasivo y los extranjerismos, hecho que ha preocupado a los docentes obligados a convivir con ambos elementos en la escuela, dando importancia al primero y con recelo respecto de los segundos.

¿Por qué decir trending cuando podemos decir tendencia? ¿Por qué decir bullying cuando podemos decir abuso, intimidación, persuasión o acoso? ¿Por qué decir parking cuando podemos decir parqueadero? ¿Por qué decir buffet cuando podemos decir barra libre? ¿Por qué decir bureau cuando podemos decir oficina o despacho? ¿Por qué decir standing cuando podemos decir situación social o económica? ¿Por qué decir confort cuando podemos decir comodidad o bienestar? ¿Por qué decir hobby cuando podemos decir afición o pasatiempo? ¿Por qué decir outlet cuando podemos decir tienda de saldos o de descuentos? ¿Por qué decir freelance cuando podemos decir autónomo o independiente? ¿Por qué decir coaching cuando podemos decir entrenamiento, instrucción o preparación? ¿Por qué decir manager cuando podemos decir director o gerente? ¿Por qué decir trending cuando podemos decir tendencia?

Poco a poco caen en desuso bellas palabras que deberían tener presencia en la conversación diaria, etéreo, sempiterno, inefable, limerencia, arrebol, inmarcesible. Sin vanas pretensiones de hablar con diccionario al lado, es tiempo sin duda de volver por la elegancia misma de que se reviste el español.