10 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Jesús Vallejo Mejía…

16 de junio de 2020
Por William Calderón Z.
Por William Calderón Z.
16 de junio de 2020

Regresó bueno y sano, de una delicada cirugía el único  símbolo de La Justicia en Colombia, el auténtico jurista, el hijo del inolvidable Joaquín Vallejo Arbeláez, el doctor Jesús no  sé desde cuando – desde siempre , nos acompaña con su voz poética, sus sonetos galantes , con esa finura erótica que dentro de las nostalgias de arrabal no tiene semejante…con la humildad del pobrecillo de ASÍS…

SUS EVOCACIONES 

Sus evocaciones de la niñez , del pasado de figuras familiares o de amigos y amores de estudiantes, esa dimensión de su nostalgia que siempre nos trajo Jorge Robledo Ortiz  …por ese mismo trance de versos y tangos  reminiscentes y añorantes, apoyados en la tierra vernácula , queriendo ser una sinfonía acompasada de ecos y  horas felices y tensas que hoy aparecen aureoladas por el añejo prestigio de las cosas que viven sobre el tiempo y la Justicia que se fue y que nunca volverá…Jesús Vallejo Mejía,  se sabe hijo de lo que lo precedió, de la hidalguía y la historia… Gracias por volver y quedarte para siempre…

CHUCHO…CON CARIÑO

Tal cual es Jesús Vallejo Mejía . En su vida sencilla, como destacado exponente de su raza, confluyen todas las corrientes de su formación, sus escritos  como Magistrado son sencillamente elocuentes como esas fuentes limpias y transparentes que corren por las montañas que lo vieron crecer…

SENTENCIAS

Sus sentencias las de Vallejo Mejía , parecen  extractos de la sabiduría  del Filósofo de la intuición, Henri Louis Bergson, pregonero del Sermón de la Montaña, Premio Nobel de literatura…. sus escritos son reflejo de  la limpieza de los cuatro evangelios y asómbrese querido lector,   texto obligado del expresidente Alfonso López Michelsen como se lo enseñó su distinguida madre doña Maria.

ACCIÓN DE GRACIAS 

Al médico Carlos Prada Winter y a su equipo de anestesiólogos y enfermeras  a la Clínica del Rosario y a la voluntad de DIOS y LA VIRGEN SANTÍSIMA