8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El testeo molecular innova el diagnóstico y tratamiento del cáncer de pulmón

1 de mayo de 2018
1 de mayo de 2018

Bogotá, mayo del 2018. El testeo molecular permite conocer el perfil molecular del tumor, ofreciendo la posibilidad al paciente de acceder a terapias dirigidas como tratamiento más efectivo para controlar la enfermedad.

Imagen referencial tomada de Su Médico

El avance científico ha permitido desarrollar innovadoras alternativas de diagnóstico para varios tipos de cáncer, en particular el de pulmón, pues ha cobrado gran importancia al ser uno de los tipos de cáncer que más ha crecido tanto en Colombia como a nivel mundial, posicionándose en los primeros lugares en términos de prevalencia.

 Estos nuevos métodos de diagnóstico, se caracterizan por su precisión y rapidez, debido a que ayudan a conocer las características moleculares del tumor, facilitando al paciente el acceso a un tratamiento adecuado y ajustado a su perfil clínico, lo que contribuye a aumentar la supervivencia de la enfermedad y a mejorar la calidad de vida.

¿Cómo funciona el testeo molecular?

Cuando los médicos sospechan que un paciente puede tener cáncer de pulmón ordenan tomar una muestra del tumor (biopsia) para examinarlo. Una vez tomada la muestra se envía para el análisis, el cual está a cargo de un patólogo, quien observa a través de un microscopio las células del tejido tomado del pulmón del paciente y determina si éste padece cáncer.

Una vez el patólogo confirma el diagnóstico de cáncer de pulmón, lo clasifica de acuerdo a su histología y emite el correspondiente informe de patología que orientará al oncólogo clínico para que solicite una o varias pruebas de testeo molecular. Con estas pruebas se determinan las características del tumor a profundidad y en detalle, lo que sería equivalente a establecer su huella digital.  

Lo anterior, se debe a que cada tumor es diferente y tiene características e información genética propias. El testeo molecular utiliza tecnología de punta para analizar el perfil molecular del tumor con el fin de: 

·       Identificar mutaciones (alteraciones) en el ADN del tumor

·       Identificar niveles específicos de proteínas presentes en el tumor

A través de esta prueba, el oncólogo clínico busca la presencia de alteraciones en alguno de los genes responsables del cáncer de pulmón. Dichas alteraciones normalmente se presentan entre el 10% y el 40% de los pacientes con cáncer de pulmón de célula no pequeña (un subtipo histológico).

Por ejemplo, en nuestro país ya se conoce que el 24.7% de los pacientes con cáncer de pulmón de célula no pequeña son portadores de mutaciones en el gen EGFR (Epidermal Growth Factor Receptor por sus siglas en inglés), el cual está estrechamente relacionado con este tipo de cáncer.

Así, con base en la información recolectada, los oncólogos clínicos definen el mejor tratamiento para el paciente tomando como principio la medicina personalizada, ofreciéndole la posibilidad de recibir terapias dirigidas. Estas últimas han sido desarrolladas con el objetivo de apuntar únicamente a las células cancerosas, ofreciendo un mayor beneficio clínico y menores efectos secundarios.

Cabe resaltar que, gracias a los avances tecnológicos, la prueba de testeo molecular cuenta con la posibilidad de examinar tanto tejido pulmonar como una muestra de sangre del paciente. De esta manera, la persona ya no tiene que someterse necesariamente a una intervención quirúrgica en la cual se le extraiga parte del tejido afectado, dando como resultado un procedimiento menos invasivo, así como una reducción en el impacto sobre la salud del paciente.

En Colombia, esta prueba se realiza desde hace 8 años, permitiendo el diagnóstico efectivo y certero de aproximadamente 8.500 pacientes con cáncer de pulmón. Su implementación ha sido cada vez mayor en la medida en que los médicos especialistas han encontrado información valiosa para poder aplicar así un tratamiento personalizado a sus pacientes.

A nivel país, FICMAC, (Fundación para la Investigación Clínica y Molecular Aplicada del Cáncer), es líder en esta práctica, y actualmente realiza aproximadamente el 80% de pruebas de testeo molecular para el cáncer de pulmón. 

El talento humano de esta entidad ha comprendido que cada individuo es diferente porque hay una variabilidad en su genoma que lo hace más propenso a unas condiciones y su labor diaria está encaminada a ofrecer a médicos especialistas las herramientas para conocer cuál es el perfil genético de sus pacientes y así recomendar el inicio de una terapia dirigida como tratamiento del cáncer que actúa sobre las vías que promueven el crecimiento, la división y diseminación de las células cancerosas.