17 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

GAZAPITO: Lo correcto habría sido “sino”

Por Cazador
27 de octubre de 2017
Por Cazador
27 de octubre de 2017

Por Cazador.

El pasado 24 de octubre, la llamativa columna “Política con pimienta” fue víctima de un par de descuidos de su autor, muy corrientes, en verdad, entre los comunicadores del lenguaje escrito. En su sección “A votar por foráneos”, que aparece inmediatamente después del comentario sobre el malhadado accidente casero sufrido por el doctor Fabio Echeverri Correa, que lamentamos sinceramente, el autor olvidó que el castellano es uno de los pocos idiomas en los que es obligatorio abrir el signo de interrogación al empezar a escribir una pregunta. Y redactó así: “En política somos neutrales. Cómo está el escenario para el senado en Caldas?” Y continuó: “Mauricio Lizcano retira su nombre y propone votar por un antioqueño. Por un antioqueño?”. Lo correcto habría sido: ““En política somos neutrales. ¿Cómo está el escenario para el senado en Caldas?”. Y luego: “Mauricio Lizcano retira su nombre y propone votar por un antioqueño. ¿Por un antioqueño?”. La razón para que se necesite abrir los signos de interrogación es que, sin ellos, a veces no es fácil saber dónde empieza la pregunta, tal como ocurre en la siguiente frase que aparece poco después en el mismo artículo: “Y entonces, de nosotros los caldenses qué?” Podría escribirse “¿Y entonces, de nosotros los caldenses qué?, o: “Y entonces, ¿de nosotros los caldenses qué?”. O, incluso: “Y entonces, de nosotros los caldenses, ¿qué?”. Esto, según el énfasis que quiera hacer quien escribe.

Y el segundo descuido es algo que está haciendo carrera rápidamente. Existe en español la palabra “sino”, uno de cuyos, significados, por cierto, poco usual, es “destino”. Pero el otro, definido expresamente en el Diccionario de la Real Academia es: “(De si -condicional- y no). Conjunción adversativa. Usada para contraponer un concepto afirmativo a otro negativo anterior. No lo hizo Juan, sino Pedro”. Pero cada vez veo con más frecuencia que esa palabra se escribe partida en dos: No escriben “sino”, sino “si no”. Así lo hizo el autor de la columna en cuestión, cuando escribió en la sección “Un millón de pesos por entrada”: “Se trata de no solamente meterse la mano al dril con una suma apreciable, si no de manifestarle al Estadista manzanareño su adhesión…”. No debería haber escrito “si no”. Lo correcto habría sido “sino”. Y de paso, ¿No habría sido mejor decir “Se trata no solamente de meterse…” en lugar de “Se trata de no solamente meterse…”?