15 de julio de 2019
Aguas de Manizales. Banner julio de 2019.

Ramsés triunfó con tres orejas en Manizales

8 de enero de 2017
8 de enero de 2017
Ramsés componiendo una faena clásica ligando los muletazos por el pitón derecho. Foto twitter Cormanizales.

Manizales, 08 de enero de 2017. El torero bogotano Ramsés Ruiz cortó tres orejas en la cuarta corrida de abono en Manizales y salió por la puerta grande.

La agencia de noticias Terra describió así los desarrollos del espectáculo taurino de este sábado en la monumental Plaza de Toros de Manizales:

Ramsés y Juan Caicedo, grandes triunfadores en colombiana Feria de Manizales

El diestro bogotano Ramsés Ruiz abrió hoy la puerta grande de la plaza de Monumental de esta ciudad, tras cortar tres orejas en la cuarta corrida de abono de la Feria de Manizales.

Un muy bien presentado encierro de Juan Bernardo Caicedo, con dos toros encastados, complementaron una tarde que resultó emotiva.

Tras una faena clásica, Ramsés de rodillas dio varios muletazos que culmina con lasernistas donde la muleta pasa de pitones a rabo. Imagen twitter Cormanizales.

FICHA DEL FESTEJO

Seis toros de la ganadería de Juan Bernardo Caicedo, bien presentados y de juego dispar. Bravos y encastados primero y cuarto, al que se le dio la vuelta al ruedo. Los demás se apagaron.

Se lidió un sexto bis por invalidez del original, aunque ese sobrero también presentó problemas en una de sus extremidades.

Ramsés (turquesa y oro): Espadazo, oreja. Espadazo, dos orejas.

Miguel Ángel Perera (verde aceituna y oro): Espada desprendida. Oreja. Espada desprendida y descabello. Silencio.

Pablo Hermoso de Mendoza. Dos rejones de muerte defectuosos. Palmas. Pinchazo y rejón caído. Silencio

———-

RAMSÉS HACE HISTORIA

La cuarta corrida de abono de la Feria de Manizales tomó dos caminos claros para trascender. Uno, el de Ramsés, el torero colombiano que trazó desde un principio la ruta por la quería marcharse, la que llevaba a la puerta grande.

Y los toros de Juan Bernardo Caicedo, con dos ejemplares encastados que justificaron de lejos la presencia de ese hierro en el albero de Manizales.

Ramsés fue la liebre que saltó en dos faenas diferentes pero igual de efectivas. La más importante, la que ejecutó al cuarto de la tarde, en donde pareció llegar más placeado de lo que en realidad es.

Con un excelente manejo de los tiempos, las distancias, y los terrenos, el diestro nacido en Bogotá e hijo de torero (Alberto Ruiz, fundamental en la carrera de César Rincón) supo llevar hasta el final, y con honores, a un toro al que le faltaba fuerza pero le sobraba bravura.

Al final, la pulcritud de las suertes hizo olvidar los defectos y dejar expuesta una labor que los espectadores no dudaron en calificar con nota alta para garantizar las dos orejas como trofeo, más aún tras el buen remate con la espada.

Al toro se le dio la vuelta al ruedo.

Con el también bravo que abrió la corrida, Ramsés anduvo, primero, muy templado y, enseguida, ganoso. El acero hizo pronto efecto para un apéndice que abrió la senda de la victoria.

Miguel Ángel Perera cortó una oreja al segundo de la corrida, toro de preciosa lámina y buen comportamiento de salida, pero poco colaborador en el resto de la brega.

La pureza del toreo la ha expresado en una tanda por el derecho el torero Perera. Una emoción que va del ruedo al corazón. Imagen Twitter Cormanizales.

La gente premió con cariño el esfuerzo del extremeño, al que el Palco concedió una oreja. El quinto anduvo apagado, tanto como el diestro español.

Tampoco fue la tarde del rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, que encontró solo medias arrancadas en el primero de sus dos toros, al que además despachó de mala manera.

El sexto, devuelto por inválido, y el sexto bis, también con problemas en sus extremidades, pasaron sin pena ni gloria por el ruedo gris de esta plaza.