23 de abril de 2019
Aguas de Manizales - Abril 2019

John Sajje en la Feria

9 de enero de 2017
9 de enero de 2017

Ahora que se va haciendo realidad, que la franquicia del Reinado Nacional de la belleza se va de Cartagena y que Raimundo no fue fiel al legado de Doña Tera,  debo entender que mucho va de Cartagena a Girardot. Porque me temo que el Reinado Internacional del Café se está marchitando. El problema no es la broca, ni la roya: Quizás está en las manos que no son. No quiere decir que tener 28 candidatas es poca cosa. Sino que lo visto en el teatro Fundadores no es digno de un certamen internacional.

Una cosa son las 28 embajadoras de la belleza de unos países que llegan por franquicias, que los manizaleños hacemos sentir como reinas, que las respetamos y reconocemos como nuestras. Que salimos a verlas a las calles. Que con el mismo furor de 1957, con Análida Alfaro Estripeau, vivimos y vibramos e incluso que las rodeamos de sonrisas. Pero nada de eso, es concordante con una ceremonia deslucida, pobre y de pueblo–pueblo,  como la escenificada en el teatro los Fundadores.

Puede que los hombres sean de marte y las mujeres de Venus, pero los manizaleños bobos no!. Una deslucida escenografía que copó el escenario y hacinó a las 28 candidatas (literalmente no cabían) Los jurados!!!  Se notó que la ceremonia no se ensayó con las candidatas. Unos presentadores improvisados y un show central que vemos cada rato en el  Centro Comercial Fundadores. Una señora exclamo:  “ese es Juan tamariz yo lo veo allí, en el centro comercial” Los jurados!!! Hágame el favor ¡!!. DKCH entregando una placa y la  banda del mejor cabello que se eligió y premió en el parque acuático. Eso no es digno de un certamen. A quien engañas hermano?!

Al final ganó la representante de un país que en Náhuatl significa “Ombligo de la luna”. Hablo de México. Se trata de  la primera corona de los manitos en Manizales. María Lourdes Acevedo D, tuvo un buen performance en la ciudad y una comitiva de norteños que se bailaron todos los desfiles, ante todo el de las Naciones y valió el esfuerzo. A la quinta fue la vencida- En 1981 casi lo logra Ana Patricia Núñez Romero. Lo intentó en el 83  Lorena León García y en el 2001 Eva Ruiz Torres. Todas ellas fueron virreinas, sin olvidar a otras princesas del jaripeo.

La feria da para todo. Fácil encontrar, como a cualquier hijo de vecino a la gente de la radio en las calles de Manizales. Mario Cesar Otálvaro, nuestro gran presentador deportivo,  riosuceño él. Alefo Botero el responsable musical de La kalle “La mandamás”, la nueva estación de Blue e Incluso encontrar laborando a “lamparilla” o a quien hizo lo mejor “Después de los Años”. Quien de otrora, no recuerda a Oscar Rodríguez Galvis. Aquel que todos los domingos en Caracol hacía la matinal de la música vieja. Pues bien, el “Alcalde de Malhabar” sigue vivito y coleando, gozando del buen retiro y viendo como sus hijos siguen su senda.

A veces en lo elemental esta la esencia de la felicidad. Los famosos carros de rodillo, que luego decantaron en las balineras tuvieron, como siempre, grandes momentos en la feria. Con público a la vera del camino, como en los mejores momentos del ciclismo que bien comentara el “requetemacanudo” Julio Arrastía Bricca o del automovilismo con el malogrado Ricardo “cuchilla” Londoño. Aquí hubo público para integrar a jóvenes en sus carros, personas vulnerables en sus sillas de ruedas carreras y los triciclos, que bien hiciera en su momento José Noel Botero desde Radio Luz, pionero en estas lides. Eso significa una feria inclusiva!

Como si las noticias del día a día en el mundo con la saña de ISIS, no bastase, o como si se reafirmara que somos una sociedad algo esquizofrénica,  llama la atención las largas filas para asistir al montaje de la casa del terror en la esquina de la estación principal del Cable en Fundadores. Este ha sido un lugar para todos. Lo más seguro que la mayoría quiera liberar la tensión para enfrentar un 2017 que trae grandes retos en lo económico, pero ante todo en la forma como vamos a enfrentar el posconflicto.

Siempre que se piensa en realizar un espectáculo, se piensa en el principio y el final. Y a la feria le falta un remate de postín. Lo digo por aquello del puente y porque la afluencia de personas que llegan a la ciudad a rematar la Feria son muchas. No basta con un megaconcierto, es necesario cranear algo grande. Porque necesitamos una feria que empiece y termine en punta. Porque lo que pasa ahora es que la gente empezó en la feria, pero muy seguramente se desvíe a Riosucio al Carnaval. La bienvenida de las colonias en la Perla del Ingrumá es un gran momento. Que tal una verdadera muestra –con todos los fierros- de 27 municipios en fiestas en Manizales?  Ahí queda ese trompo en la uña. Te clamamos Gilberto!

Algún día, un mágico día vamos a ser potencia nacional en patinaje. Conozco los esfuerzos de muchos clubes y ante todo padres  por sacar adelante sus hijos en el deporte. Pues bien aquí en la feria está el patinaje, como todas las mañanas Valentina Botero, la gran promesa de la natación nacional aprovecha el parque acuático, o el futbol en el parque Bicentenario (Bosque popular) o el ajedrez en – Coliseo Menor “Ramón Marín Vargas” o el  Voleibol en las canchas Colegio Semenor, esto para decir que la feria es deporte entretenimiento y cultura.