16 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Procuraduría formula pliego de cargos a ex senador Merheg y ex Gobernador de Risaralda

8 de junio de 2011
8 de junio de 2011

De acuerdo con las pruebas, Habib Merheg al parecer obtuvo favorecimiento electoral por parte de integrantes del bloque Central Bolívar en su campaña al Congreso de la República en el año 2002.

Asimismo, cuando el grupo se desmovilizó hizo parte del “contubernio liderado por Iván Roberto Duque Gaviria, a través del cual los comandantes paramilitares decidieron contar con aliados en el Congreso de la República, que representaran sus intereses en el Poder Legislativo en un momento histórico de tanta trascendencia como fue el proceso de desmovilización con las Auc”, precisa la Procuraduría.

Señala el Ministerio Público que las pruebas señalan que el entonces senador Habib Merheg pudo incurrir en falta disciplinaria gravísima, en la modalidad de promover y auspiciar grupos armados al margen de la ley, concretamente paramilitares.

En lo que se refiere al ex gobernador de Risaralda, Carlos Alberto Botero López, el Procurador consideró que concurre una circunstancia similar a la del congresista, por cuanto en el año 2003 accedió al primer cargo administrativo “con una votación extraordinaria y un amplio margen de diferencia con relación a su contendor político”.

El caso Botero

Según lo dicho por el orientador del Ministerio Público en el radicado 001 160666 – 07 del 26 de mayo de 2011, el exgobernador Carlos Botero está acusado de reunirse con el jefe paramilitar Carlos Mario Jiménez (alias macaco) y de recibir de este $180 millones.

El procurador Ordoñez Maldonado dice en su decisión que el entonces Gobernador de Risaralda, en lugar de cumplir y hacer cumplir la Constitución, procedió a colocar su cargo al servicio del grupo paramilitar dirigido por alias “Macaco”.

“La conducta que debe imputársele es a título de dolo, pues obviamente obró de manera consciente y voluntaria, conociendo la ilicitud sustancial de su comportamiento, a pesar de lo cual dirigió su actuar a trasgredir esos marcos jurídicos”, afirma en su escrito el Procurador.

Añade que Botero “pudo adecuar su conducta a derecho, de ahí que su actuar merezca sumo reproche, y resulte imperioso proferir pliego de cargos por la comisión del quehacer objetivo de juzgamiento, porque en su favor no se estructura ninguna causal de exclusión de responsabilidad”

La investigación disciplinaria contra el exgobernador Carlos Botero se abrió el 17 de abril de 2008 por orden del Procurador General y tres años después se produce la decisión de imputarle cargos.

El pliego de cargos de la Procuraduría fue firmado el 26 de mayo y se encuentra en la Secretaría de la Procuraduría auxiliar para asuntos Disciplinarios. La decisión está siendo notificada al exgobernador Botero, quien tendrá diez días hábiles para que presente sus descargos y aporte o solicite las pruebas que considere pertinentes.

Contra la decisión de imputar cargos al exmandatario risaraldense, no procede ningún recurso.

Relaciones peligrosas. El exFiscal General de la Nación, Mario Iguarán Aldana, dijo en rueda de prensa en 2006, que estaba investigando las relaciones del gobernador de Risaralda, Carlos Alberto Botero, con grupos de paramilitares.

Desde ese momento, el exmandatario ha negado toda relación con el paramilitar Carlos Mario Jiménez y ha advertido que los comentarios en su contra son producto del “sicariato moral”.

Sin embargo, la Fiscalía continúa sus investigaciones sobre las relaciones del exgobernador con grupos al margen de la ley, sin que hasta el momento se haya producido alguna decisión.

Por el contrario, la Procuraduría ya empezó a arrojar resultados con la formulación de cargo, lo que podría desembocar en la destitución de Botero como Gobernador y su inhabilidad para ejercer cargos públicos por más de diez años.

Un caso similar al del exgobernador de Risaralda se presentó con el excoronel Hugo Aguilar en Santander, quien fue destituido como Gobernador e inhabilitado por veinte años al comprobársele sus relaciones con grupos paramilitares.  Otros gobernadores y exgobernadores colombianos ya han sido castigados displinariamente y avanzan otras investigaciones, de acuerdo con los boletines de prensa que emite la Procuraduría.

Otros enredos. Además de este pliego de cargos por promover grupos paramilitares y beneficiarse de ellos, el exgobernador Carlos Botero enfrenta investigaciones penales, disciplinarias y fiscales por detrimento patrimonial en la compra de un lote por cinco veces su valor; y por peculado en la compra de 92 motos para las autoridades de Policía y Ejército, que hoy se encuentran en un sótano de la Gobernación, debido a que se dañaron y no hubo cómo repararlas.

En busca de la reelección. Carlos Alberto Botero López busca ser nuevamente elegido como Gobernador de Risaralda y para ello obtuvo la semana pasada el aval del Partido de la U. Tiene todo el respaldo del senador Carlos Enrique Soto Jaramillo y el representante a la Cámara Didier Burgos, ambos investigados por la Corte Suprema de Justicia por tráfico de influencias.

A Botero lo está acompañando el exrepresentante Octavio Carmona Salazar, quien fue encarcelado por la Corte Suprema por peculado y está inhabilitado de por vida para ocupar cargos públicos.
Otro de los compañeros de aventura política de Botero, es el exalcalde y exsenador Germán Aguirre Muñoz, investigado por la Fiscalía por sus presuntas relaciones con alias “Macaco”.

En el actual proceso electoral en Risaralda, Botero encabeza todas las encuestas a pesar de los escándalos de corrupción que lo salpican.

Quién es Botero

Carlos Alberto Botero López es un médico nacido en Pácora – Caldas. Trabajó como médico residente en hospitales del norte del Valle. Ocupó la gerencia de los hospitales Santa Mónica de Dosquebradas y San Jorge de Pereira. Sin ninguna experiencia política fue elegido como Gobernador de Risaralda y dirigió la Federación Nacional de Gobernadores. Aspiró a ser miembro de la Comisión Nacional del Sistema de Salud, pero el presidente Álvaro Uribe no consideró su nombre. Durante los últimos años ha estado vinculado a negocios editoriales y a la asesoría a hospitales en el departamento del Meta.

El caso Meregh

El Procurador General de la Nación le dio entera credibilidad a las denuncias presentadas por el paramilitar David Hernández López, integrante del bloque Libertadores del Sur, quien asegura que los comandantes alias Macaco y Julián Bolìvar le entregaron US200.000 para la campaña al Congreso de 2006.

De acuerdo con el procurador Alejandro Ordoñez, el senador Meregh puso a disposición de grupos criminales su curul, y desde la misma defendió los intereses del paramilitarismo y fue uno de sus auxiliadores.

Una de las versiones que le permitieron al Procurador tomar decisiones, fue la entregada por el exministro de Defensa y actual Presidente, Juan Manuel Santos, quien advirtió que no le dieron el aval del partido de la U a Meregh, debido a las denuncias y graves sospechas de sus relaciones con el paramilitarismo.

Llamó la atención del Ministerio Público las altísimas votaciones de Habib Meregh en el norte del Valle y en Tumaco, zonas manejadas directamente por alias “Macaco” y donde logró unas cifras sorprendentes para alguien sin experiencia política y sin trabajo en estas zonas.

Este exsenador ha estado en el ojo del escándalo de la parapolítica en las investigaciones de la Corte Suprema de Justicia, que hasta el momento no ha tomado ninguna determinación judicial. Sin embargo, fue la Procuraduría el primer organismo que estableció presuntas responsabilidades y le corrió pliego de cargos por ser un promotor de grupos ilegales.

Meregh renunció a su curul en el Senado cuando fue detectado por una cámara de televisión votando a favor del actual Procurador Ordoñez Maldonado, a pesar de estar siendo investigado por la Procuraduría.

Desde hace más de un año, Meregh se encuentra por fuera de Colombia, La notificación de la acusación del Procurador se hará por estado, dado que no se conoce el sitio de su residencia.