22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El ruido de sables

26 de junio de 2010
26 de junio de 2010

Y la nota tiene precisamente el título de “El ruido de sables”, en la medida que se refiere al enfrentamiento entre el General Freddy Padilla y el actual ministro de Defensa, Gabriel Silva.

Recordemos que el presidente Uribe se comprometió recientemente en Costa Rica a eliminar la justicia penal militar, lo que ha ocasionado un malestar generalizado entre los militares, sobre todo teniendo en cuenta dos grandes temas que ha venido enfrentando la justicia: los falsos positivos y el holocausto del Palacio de Justicia. En ambos casos se han producido capturas y destituciones que tienen bien preocupados a la cúpula militar.

Todo indica que el general Padilla ha tenido una relación bien distante con el ministro de Defensa, a tal punto que se habla de que no se dirigían la palabra. A todo esto habría que agregar la noticia sobre la carta que los militares retirados han enviado al gobierno en donde no sólo protestan por la manera como se han conducido los juicios a los militares comprometidos en el incendio del Palacio de Justicia sino también por las destituciones de militares de alta graduación sin que hubiese mediado ningún juicio, ninguna defensa por parte de los uniformados.

El clima de enfrentamiento entre la milicia y el ministro, y de alguna manera con el gobierno se puede ver claramente en el hecho de que los uniformados llaman al señor ministro de la Defensa, “Conchita”, nombre dado a la mula que constituye el emblema de Juan Valdéz, en la medida que el señor ministro fue el presidente de la Federación de Cafeteros.

El hecho de que el presidente Uribe haya aceptado la renuncia presentada por el general Padilla puede presagiar un clima de enfrentamiento entre el gobierno venidero, que posiblemente será el de Santos, toda vez que éste, como ministro de la Defensa, apoyó la destitución de varios militares, una vez hecho público el compromiso de algunos miembros de los fuerzas armados en los hechos conocidos “Falsos positivos” o ejecuciones extrajudiciales.

A esta situación, nada fácil para el nuevo gobierno se le suma el hecho de que ha venido realizando alianzas con el conservatismo, el liberalismo; posiblemente lo haga con cambio radical e incluso le ha hecho coqueteos al Polo. Cuando comiencen a solicitar puestos en el bus de la victoria, amanecerá y veremos si puede complacer el hambre burocrática que es lo que en última instancia anima a quienes, después de haber criticado duramente a Juan Manuel Santos durante la campaña, ahora se adhieren sin pena ni gloria a su campaña.