23 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Historias de locos bajitos (5)

2 de mayo de 2010
2 de mayo de 2010

OTRAPARTE
Por Óscar Domínguez G. (*)  

oscar dominguezFelicitaciones De nuevo, le suelto los trastos a la población bajita que celebró el sábado el día internacional del niño:

Beatriz Caballero, hija de Eduardo Caballero, cuenta en el libro sobre su padre, que una niña, compañera suya de colegio, llama por teléfono al escritor para hacer una tarea. Pregunta de la "reporterita": ¿Cuándo naciste? -Pues …el 6 de marzo de 1910. – ¿Y cuándo moriste?

Otra pequeña le cuenta a Caballero que la pusieron a leer " Siervo sin tierra ": "Pues ni sueñes que me voy a leer esa jartera de libro". Y le solicitó un resumen.

Manuela, 10 años, le cuenta a su madre que ha visto en el día tres parejas gay. Pregunta: "¿Y entonces con quién nos vamos a casar nosotras?".

"… La poesía está en el propio lenguaje. Basta pensar en lo que preguntan los niños. Cosas como: "¿Adónde van los días que pasan?". (José Emilio Pachecho, escritor mexicano).

Belisario Betancur y su esposa Dalita regresan del Perú donde el ex presidente recibió doctorado honoris causa, amén de varias cintas y medallas. Isabela, la nieta de cuatro años, le pregunta a su abuela: "¿Por qué traen tantas medallas?". Dalita responde: "Porque se las dieron a Belisario". Con lógica contundente, Isabela contrapregunta: "¿Él corrió más rápido que tú?".

Historia publicada en El País , de Madrid: Harald Zur Hausen, premio Nobel de Medicina, recordó la reacción de su nieto al conocer la importancia del galardón: "¡Yo también quiero el Premio Nobel!".

"En este barrio no sobra ningún niño, maneje despacio". (Aviso callejero).

Del escritor Mario Vargas Llosa: "Una vez intenté regalarle una tortuga a mi hijo menor. Gonzalo era un hijo tan urbano que, cuando tuvo el animalito entre sus manos, lo frotó varias veces contra el suelo para que echara a rodar, como los automóviles con cuerda".

Daniel, 5 años, se distraía con un paquete de galletas y nada que se comía el almuerzo. Su papá le repetía: "cómete el almuerzo, no comas galletas". Cansado de la cantaleta, el mocoso le revira: -Papi, no me digas más que el cel(r)ebro sirve para guardar esas cosas.

La madre va con su hijo a ver la exposición "Bodies", toda una clase de anatomía sobre cuerpos que parecen momias. Mientras mamá compra las boletas, su hijo de seis años, le pregunta: "Si aquí están los muertos, ¿veremos al abuelo?".

Hernán Casciani, escritor y periodista argentino, le lee a su hija Nina, 7 años, el famoso cuento de Hansel y Gretel. Cuando estos se descubren perdidos en el bosque, la niña tranquiliza a su padre: "No importa, que llamen al papá por celular".

La pequeña Gabriela se sincera con su mamá: "Mami, en el colegio un compañerito me mostró el pipí".

La afanada madre indaga: -"¿Y tú que hiciste, tesoro?- Les tapé los ojos a mis amiguitas para que no vieran".