30 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Correo del buen dios

24 de abril de 2010
24 de abril de 2010

OTRAPARTE
Por Óscar Domínguez G. (*)  

oscar dominguezÁlvaro, hijo.

Aprovecho tus últimas pascuas en el poder para celebrar que finalmente resolviste tu encrucijada. El logro se lo puedes endosar a la Corte Suprema que cortó por lo sano, y perdón por el chiste de tastás.

Felicitaciones por aceptar estoicamente dar un paso al costado.

Lástima que dijeras alguna vez que tu perpetuidad en Palacio dependía de mí. También tu amigo, el presidente Bush, se metía en guerritas inútiles dizque previo visto bueno mío. Falso positivo. No intervengo en política. Ni en fútbol. Por un hincha ganador me gano mil malquerientes.

Perder es ganar, me dicen que dice un dentista-mánager de fútbol. Siguiendo esta extraña "jurisprudencia", interpreta el fallo de la Corte como una señal de que escapaste a un revés en el referendo. Sé por qué lo digo.

Allá tú si en la entrevista televisiva con esas espléndidas parceras mías, Tola y Maruja, hiciste un subliminal guiño en favor de Juan Manuel. Fue tan sutil que el Procurador no lo vio.

El hombre del santoral tenía muchas ganas de que pasara el referendo. Claro que tenía más ganas de que se hundiera. Y así sucedió. Santos ve crecer la yerba.

Antes de la consulta conservadora, con una frase le hiciste la campaña a tu clon y avatar, Andrés Felipe: "Arias soy yo, mejorado". Pero los hermanos godos se decidieron por Noemí, de regreso al conservatismo. Tal vez sea por aquello de que las mujeres deben mandar, según García Márquez. No olvides que el hombre propone pero yo dispongo.

Apoyar dos candidatos es una divertida forma de ganar con cara y no perder con sello, dicen los tahures paisas. Aunque los votos no son endosables. Remember Chile. (Aunque soy imparcial, ojo con Mockus. En Facebook lo idolatran. Inclusive desde antes de que aterrizara Fajardo).

A propósito de antioqueños, es buena idea que tus gobernados se den vacaciones del demoledor ritmo paisa que les infligiste. Yo aprieto pero no ahorco. Me cuenta tu Ángel de la Guarda que lo tienes al borde de un ataque de estrés. Exige vacaciones.

Sé que en tu casa están güetes. Por algo "Ego sum qui sum". La señora Lina se ve tomando el algo de San Antonio en Medellín. O despachando mediamañanas con sus amigas en el Andino bogotano.

Lo bueno, en tu caso, es que en Locombia, los ex presidentes duran más que el rencor. Tienen cuerda para rato. Ellos te aconsejarán qué hacer en tu desempleo.

No tienes que lidiar con papeles para la pensión. En el país del Sagrado Corazón, los mandatarios se acuestan en el poder y amanecen pensionados el 8 de agosto. Ni supervivencia les toca hacer.

Entiendo, no es fácil acostarse todopoderoso y levantarse sin tener a quién mandar. O madriar. Pero "such is life", como dices en tu inglés de Oxford. Recuerda que el anonimato no mata. Engorda.