28 de enero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

AYER,HOY Y MAÑANA

24 de marzo de 2010
24 de marzo de 2010

felipe zuletallerasCon decirles que sacó menos votos que Felipe Zuleta (foto), está dicho todo. Felipe Zuleta, para quienes no lo sepan, es nieto del expresidente Alberto Lleras Camargo (derecha) y columnista dominguero de El Espectador.Con Antonio Caballero, columnista de Semana,constituye la dupleta de niños terribles de la alta y rancia burguesía bogotana, que se divierte cada ocho días con sus escritos iconoclastas, pero que parece que no los toman en serio. La postulación para el Congreso de Felipe fracasó y la solicitud de Caballero para acabar con el Uribismo, ídem. Como fracasaron otros tantos en sus cábalas y en sus deseos electorales. Semana por ejemplo, en su edición del  primero de Marzo, tituló en su carátula "El fin de una era", para referirse al fracaso de la apetencia reeleccionista de Uribe. Pero todo parece indicar, con los resultados de las elecciones, que la era uribista apenas comienza. Habrá Uribe para rato. Y que tal el columnista Bejarano de El Espectador. Insinuó que había cesado la horrible noche para el país con la inconstitucionalidad  del referendo, que dió al traste con la "arrogante  coalición que ha mancillado el poder durante los últimos ocho años". Flaca memoria la del doctor Ramiro Bejarano Guzmán. Cesó la horrible noche cuando  Ernesto Samper salió de la Presidencia, a la que mancilló aceptando para las arcas de su campaña  los dineros mafiosos del cartel de Cali. No es serio lo que escribe Bejarano Guzmán.

Estos, y los comentarios que siguen, los he oido  en apasionadas tertulias postelectorales, que me han fajardonoemicorroborado el concepto que tuve inicialmente al llegar al país:en ninguna parte del mundo es tan inverosímil la política como en mi segunda patria.Tanto, que ya pedí que me invitaran mis parientes para dentro de cuatro años. No saben lo que aprendí y los colombianismos con que enriquecí mi léxico. Por ejemplo, que Fajardo (foto) se quedó con los crespos hechos y que su Selección Colombia, apenas metió un gol. Un escaño en la Cámara. Nohemí (derecha) es una voltearepas..Ha sido gavirista,pastranista,belisarista,lopista , samperista y uribista. Yo creo que deberíamos elegirla: es la más fiel representante de la unidad nacional.Terminará de Embajadora de Santos en Chile. Se los vaticino.Y se me olvidaba: es la única que puede ser uribista y pastranista a la vez. Cójanme este trompo en la uña. Pardo Rueda, candidato del Liberalismo parece que fuera del partido de los ángeles y de los arcángeles y de los santos inocentes. Atribuyó la deplorable votación, a que le aplicaron la maquinaria oficial, del regimen, y a doce años de oposición. En estos doce años los gobiernos dieron papaya como nunca a la oposición. Pastrana, ni hablar. Fué la incompetencia en todo su esplendor. Y Uribe, ni se diga:si el liberalismo, sus líderes, tuvieran eco en el pueblo, con uribito, los falsos positivos, el fracaso de la reforma de salud, el desempleo, la inseguridad urbana, la inmoralidad, habrían acabado hasta con el nido de la perra. Pero nó. Apenas mantuvo su mismo número de congresistas que hace cuatro años.Y que tristeza. El líder Pardo,con su cara de melancólico, anunció ese resultado como un triunfo.Y Jaime Dussán, se quedó sin la limosna y sin el santo. Perdió su curul y la Presidencia del Polo, partido que va de traseros para el estanco. De culos, como decimos en España pero que aquí es mal oído, a pesar del lenguaje que utilizan en el cine y las  telenovelas los parces de Medellín.Vargas Lleras mostró el cobre con su fórmula vicepresidencial. Le interesaron más los votos amarrados de los Char en Barranquilla, que la coherencia.Con la Doctora Noriega, exsecretaria de Hacienda de Barranquilla, para quien va nuestra admiración y respeto, se quedó sin el pan y sin el queso. Con las mismas curules que el PIN y sin oportunidad alguna de pasar a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales. Y seguiremos con esta diversión en la próxima columna. No se la pierdan.