20 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Conpes avaló la política de generación de ingresos para población en pobreza extrema y desplazada

30 de septiembre de 2009
30 de septiembre de 2009

Bogotá. El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) avaló la implementación de la política de generación de ingresos, que se desarrollará dentro del marco de la Red Juntos. Según el respectivo documento Conpes, el propósito de esta iniciativa es aumentar el potencial productivo de la población en situación de pobreza extrema o en desplazamiento en el país.

En ese sentido, la política de generación de ingresos busca desarrollar las capacidades de esta población y crear oportunidades para que, a mediano o largo plazo, logre acumular activos y alcanzar la estabilidad socioeconómica.

El Subdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Juan Mauricio Ramírez, indicó que esta política “generará los mecanismos necesarios para que las personas puedan superar la trampa de pobreza y sobrepasen las barreras que enfrentan en el proceso de generación de ingresos suficientes y sostenibles”.

Agregó que “esta iniciativa se concentra en el aumento del potencial productivo de la población, es decir, en mejorar la oferta de mano de obra, más que en potenciar la demanda de ésta”.

Las estrategias de la política están encaminadas a favorecer la incorporación de la población en puestos de trabajo generados a través de la inversión nacional, territorial, pública y privada, así como en el fortalecimiento de los proyectos productivos del país.

¿A quién va dirigida?

La política de generación de ingresos está dirigida a la población objetivo de la Red Juntos y se focalizará en adultos y jóvenes mayores de 18 años, que no hayan alcanzado los logros de la dimensión de Ingresos y Trabajo del programa. Además, se incluye a las personas que pertenezcan a los hogares del nivel 1 del Sisbén o que estén incluidos en el Registro Único de Población Desplazada.

El Conpes aclaró que esta iniciativa se aplicará de manera progresiva en el país, es decir por fases, lo cual implica la definición de metas de corto, mediano y largo plazo, de acuerdo con los marcos de gasto de mediano y largo plazo de las entidades del Gobierno Nacional que participen en la implementación de esta política.
Para el desarrollo de la iniciativa se desarrollarán cinco áreas: caracterización e identificación del perfil laboral; la orientación ocupacional de las personas; el desarrollo de capacidades, bien sea en alfabetización de adultos, educación, capacitación e intervención psicosocial, y finalmente, la intermediación laboral o apoyo a nuevos emprendimientos.