3 de agosto de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Banco de la República reduce 50 puntos básicos su tasa de interés de intervención

25 de septiembre de 2009
25 de septiembre de 2009

    * La inflación anual al consumidor disminuyó en agosto por décimo mes consecutivo y se ubicó en 3,13%. Los indicadores de inflación básica (aquella que excluye los precios de los productos más volátiles como los alimentos) continuaron cayendo. Las expectativas de inflación se sitúan cerca del rango meta de largo plazo fijado por la Junta (entre 2% y 4%).  
    * Las menores presiones inflacionarias continúan como resultado de varios factores: 1) la debilidad de las demandas interna y externa; 2) las menores expectativas de inflación;  3) la disminución en los precios de los productos básicos frente al nivel máximo alcanzado en 2008; y 4) la apreciación del peso. En consecuencia, la Junta prevé que la inflación anual terminará el año cerca del 3.5%.
    * Los resultados del crecimiento del PIB del segundo trimestre correspondieron a lo esperado, en especial por el fuerte crecimiento de las obras civiles. Por su parte, el consumo de los hogares y la inversión privada mostraron un comportamiento inferior al proyectado.
    * La política monetaria expansiva ha permitido una disminución persistente de las tasas de interés de captación y colocación.  La Junta Directiva espera que esta tendencia continúe estimulando el crecimiento económico en un ambiente caracterizado por un sistema financiero saludable, en línea con la mejora de los indicadores de confianza de los consumidores y empresarios.
    * La reducción de 50 puntos básicos de la tasa de intervención busca  afianzar la recuperación de la economía y reducir posibles efectos negativos de las restricciones que se han presentado al comercio y de la apreciación del peso. Se espera estabilidad de la tasa de intervención en el futuro cercano.

La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, que ha comenzado a recuperarse gradualmente, del comportamiento y proyecciones de la inflación y del crecimiento, y reitera que la política monetaria futura dependerá de la nueva información disponible.

Bogotá, 25 de septiembre de 2009