17 de diciembre de 2018

Hepatitis, una enfermedad que busca ser diagnosticada

2 de agosto de 2018
2 de agosto de 2018

Desde la Secretaría de Salud departamental se busca hacer visible la carga de esta infección en el territorio.

Pereira, 02 de agosto de 2018. La secretaria de Salud de Risaralda, Olga Lucía Hoyos Gómez, aseguró que cerca de 325.000 personas tienen la infección crónica por hepatitis C en el país, pero sólo se diagnostican alrededor de 850 personas nuevas por año; por tal razón es importante detectar esta enfermedad que ataca al hígado.

Agregó que en Risaralda se han identificado 45 casos este año, “a la semana epidemiológica 28 se han notificado 45 casos de Hepatitis B y C, de los cuales el 66 % son hombres y el 31 % mujeres; de estos casos diagnosticados, un paciente está privado de la libertad, 16 paciente de coinfección con VIH y tres gestantes con Hepatitis C y VIH; donde la edad mínima es de 19 años y la máxima de 88 años”.

La funcionaria también destacó que sólo un paciente de los 45 diagnosticados no estaba afiliado al Sistema de Seguridad Social y el 49 % son pertenecientes al régimen contributivo y al subsidiado el mismo porcentaje.

Durante el 2017 se reportaron 54 casos, de los cuales en Pereira se diagnosticaron 29 y en Dosquebradas 10 pacientes. La Secretaria de Salud informó que de los pacientes diagnosticados para este año 2018 que, “teniendo en cuenta el área de residencia en centro poblado con un 52 %, en cabecera municipal un 22 % y rural disperso el 9 %; además, 11 casos son de Hepatitis B sin clasificar, 9 son B aguda, 8 de ellos reportados con B crónica y 17 con Hepatitis C”.

Se consideran comportamientos y exposiciones de riesgo para Hepatitis C:

  • Personas que han recibido intervenciones médicas o dentales en entornos de asistencia médica en los que las prácticas de control de infecciones están por debajo de los estándares.
  • Personas que han recibido transfusiones de sangre antes del momento en el que las pruebas serológicas de VHC de los donantes de sangre se iniciara, o en países en los que las pruebas serológicas de VHC de las donaciones de sangre no se llevan a cabo.
  • Personas que se inyectan drogas.
  • Personas que han tenido tatuajes, perforaciones corporales (piercings) o procedimientos de escarificación en lugares en los que las prácticas para el control de infecciones están por debajo de los estándares.
  • Niños nacidos de madres infectadas.
  • Personas con infección VIH.
  • Población privada de la libertad y personas encarceladas previamente.
  • Cualquier persona que haya nacido entre 1945 y 1965.
  •  Cualquier persona con pruebas hepáticas anormales o con una enfermedad hepática.
  • Trabajadores de la salud o miembros de la seguridad pública que hayan estado en contacto con sangre en el trabajo a través de lesiones por pinchazo o con un objeto punzante.
  • Cualquier persona que se haya sometido a hemodiálisis.
  • Personas que recibieron transfusiones en Colombia hasta 1996.

Dato de interés

Las hepatitis virales producen alrededor de 1.340.000 muertes por año, constituyéndose en una de las principales causas de muerte a nivel mundial; de manera similar al VIH, la tuberculosis o la malaria.