20 de agosto de 2019
Aguas de Manizales. Banner mes de agosto.

Intercambiador vial de La Carola dará un revolcón paisajístico al oriente de Manizales

30 de marzo de 2017
30 de marzo de 2017
Avenida Santander se destaca en medio de la iluminación.

INVAMA: 30 años trabajando por el progreso de Manizales

Manizales. El Instituto de Valorización de Manizales, conocido como INVAMA, cumplió treinta años de creado. En este tiempo, ha sido el motor que ha propiciado el desarrollo urbanístico de la ciudad. Todo porque es el ejecutor de los proyectos que la Administración Municipal estructura para mejorar la movilidad, para garantizar el servicio de alumbrado público o para pavimentar calles. Las obras que le han cambiado la cara a Manizales se han ejecutado por el sistema de valorización. Y es este instituto descentralizado el que tiene bajo su responsabilidad no solo que se cumplan los contratos firmados para obras de cemento, sino quien recauda la contribución que los ciudadanos deben hacer para ayudar a financiarlas.

Cancha La Garrucha. Su iluminación ha permitido a los habitantes de la vereda utilizar este escenario deoortivo en las horas de la noche.

Surgió a la vida pública como Departamento Administrativo de Valorización Municipal, oficina adscrita a la Alcaldía, que sería la encargada de hacer realidad las obras de infraestructura que el desarrollo urbanístico de Manizales requería para proyectarse como una ciudad con futuro. Fue por allá en el año 1961. Mediante acuerdo 087 de marzo de ese año, aprobado por el Concejo Municipal, en la alcaldía de Ramón Londoño Peláez se creó esta dependencia que tenía como propósito empezar a cobrarles a los propietarios de predios urbanos un impuesto para la ejecución de proyectos de desarrollo urbanístico.

José Fernando Mejía Castaño, gerente de Invama

La Ley 113 de 1937 estableció el marco conceptual de las obras de interés público “susceptibles de generar plusvalía en las propiedades”. Es decir, el Gobierno Nacional dispuso que toda obra pública que beneficiara la propiedad privada debía ser financiada no solo por el gobierno, sino también con aportes de los ciudadanos que iban a ser beneficiados con la valorización que sus propiedades alcanzaban después de que se construyera una obra de beneficio común  Esa ley contempló también la pavimentación de calles. En un principio, este cobro se denominó como impuesto, y los propietarios de lotes o viviendas por donde pasaba una avenida o una nueva calle pagaban después de que la obra se ejecutaba

Dieciséis años después de la creación de esta dependencia oficial que tuvo como primer director a Enrique Gómez Gómez se dio vida al Instituto de Valorización de Manizales. INVAMA. En efecto, el 20 de marzo de 1987, mediante acuerdo 013 aprobado por el Concejo Municipal, esta dependencia que hasta entonces ya había ejecutado algunas obras importantes para el desarrollo urbanístico de la ciudad empezó a trabajar con mayor autonomía. Le correspondió a José Froilán Ramírez Sierra, como gerente, organizar todo lo concerniente a su funcionamiento como instituto descentralizado del orden municipal. Cuando se convirtió en instituto era alcalde de Manizales Luis Fernando Arboleda González.

Bulevar Universitario. Facilita el paso hacia las universidades Nacional y de Caldas en el oriente de la ciudad.

Detrás de todas las obras que se han ejecutado en Manizales está siempre el INVAMA. Antes de ser convertido en Instituto, su presencia en todos los sectores de la ciudad se notó. La Avenida Doce de Octubre fue una de las primeras obras. Le siguieron planes de pavimentación de calles. Pero en el frente en que hace presencia en cualquier extremo de Manizales es en el del alumbrado público. Atiende las 28.689 luminarias que están instaladas en todos los puntos de Manizales. Para atender este número de luminarias, el INVAMA maneja 21.500 postes, de los cuales 7.000 son de su propiedad. Para llevar el alumbrado público por toda la ciudad, cuenta con más de dos millones de metros de cable y tiene como gran proyecto la modernización del centro histórico. Un total de 107 mil personas pagan este servicio en Manizales.

Iluminación adelanta por el Invama en la cancha sintética de Aranjuez. ¿Verdad que se ve esplendorosa?

Puede decirse que la primera gran obra de progreso que se ejecutó en Manizales después de la ampliación de la Avenida Santander fue Avenida del Centro.Fue en el año 1971. Era director de esa dependencia Emilio Echeverry Mejía. Por la cantidad de viviendas que había que adquirir para poderla construir, es catalogada común una de las obras más costosas hasta entonces ejecutadas en la ciudad. Además porque para su construcción se tuvieron que sortear muchos inconvenientes. Con esta obra se construyeron los dos primeros puentes en la ciudad: el del Parque Fundadores y el del Parque Olaya.

El INVAMA ha estado al frente de la construcción de las siguientes avenidas: Paralela Sur, Centenario, Alberto Mendoza, Bernardo Arango, Kevin Angel, Cumanday y Gilberto Alzate. También en la construcción de los túneles del batallón y de la calle 52. Su mayor reto fue el Proyecto de Renovación Urbana del Parque Alfonso López. Sobre todo porque se trataba de construir dos túneles de una cuadra cada uno. La obra mejoró la movilidad, que en este sitio era crítica. Y rescató un sector de la ciudad que se estaba deteriorando por su cercanía con la galería.

Se puede decir que durante estos treinta años de existencia como instituto descentralizado, el INVAMA ha contribuido a darle una nueva cara a Manizales, haciéndola más amable y, sobre todo, más moderna y más competitiva, mejorando su movilidad. Pero también embelleciéndola. El intercambiador vial que construyó en el sector del estadio contribuyó a convertir a Manizales en una ciudad con vías modernas. Que fue lo mismo que logró con los puentes en el sector de Fundadores.

Maqueta del Intercambiador Vial de La Carola. Esta obra hace parte del gran revolcón que está experimentando el oriente de Manizales, donde se construye Mall Manizales, el centro comercial de más envergadura del Eje Cafetero.

El reto grande de este instituto que tiene como gerente a José Fernando Mejía Castaño es sacar adelante el proyecto del intercambiador vial de La Carola, en la Avenida Paralela Norte o Kevin Angel Mejía. Allí se ejecutarán dos obras: una glorieta y un puente. La glorieta en el acceso al barrio y el puente en la parte baja de los Rosales. La primera corresponde una glorieta elevada de 50 metros de diámetro interno, tres carriles de 3.50 metros cada uno y unos andenes externos de 2.0 metros, barrera de protección interna de 0.75 metros y andenes externos de 3.0 metros. Esta glorieta corresponden a una estructura elevada de 96.6 m de longitud con luces entre apoyos de 32 m en promedio. La segunda obra corresponde a un puente con un ancho de calzada de 7.0m y un andén externo de 2 50m, este puente se diseñó con el fin de comunicar la calzada norte de la Avenida Kevin Ángel con la vía de acceso al barrio la Leonora. El plazo de construcción será de 36 meses, y el costo de 54 mil millones de pesos. El municipio aportará 33 mil millones, y por valorización se recaudarán 21 mil millones.

La hermosura del paisaje rural sobresale ampliamente con la luz del potente reflector.