28 de octubre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El hombre de Pantalla & Dial

7 de agosto de 2016
7 de agosto de 2016

Por Guillermo Romero Salamanca

Edgard Hozzman foto una
Para Édgard, aquellos años sesenta, fueron un lapso inolvidable. “Eran tiempos llenos de fantasías de ilusiones lejanas, que hicimos realidad quienes habitamos este romántico e idealista decenio.»

La vida profesional de Édgard Hozzman está ligada a la música, el mundo del disco, la radio y el rock.
Después de su paso por las filas en la Armada Nacional como marinero regresó al Interior del país y la magia de la radio lo cautivó en los estudios de Radio Sutatenza, Donde su tío José Joaquín Salcedo era el gestor. Le llamaban la atención los Transmisores, las salas de audio, pero más su encuentro universal con personajes y Música de muchas partes del mundo.

Por esos días también su oído musical, acostumbrado a bambucos, pasillos, porros, merengues y cumbias, cambió cuando escuchó a Bill Haley, el ídolo de rock and roll. Esos sonidos en las guitarras, los movimientos del ídolo, sus canciones y todas las noticias que emitía, lo convirtieron en su ídolo. Fue uno de los primeros en comprar boleta cuando el norteamericano se presentó en el Teatro Colombia hoy Jorge Eliécer Gaitán. “Ese sonido proyectó mi existencia, me abrió las puertas a una dimensión en la que hice realidad mis ilusiones”.

Luego escuchó a Elvis Presley y de ahí en adelante, el rock era su todo, su existencia, su forma de vivir. En aquellos años sesenta vestía de bluyines con bota cubana de punta, chamarras, camisas de colores vivos. “No fui hippy ni me dejé el pelo largo, ni usé cadenas ni cinturones grandes, yo usaba el atuendo del rockero”.

Esa década representó un cambio para la juventud del momento: eran los tiempos de la guerra de Vietnam, de la revolución estudiantil del 68, de los grandes conciertos de rock, con Woodstock a la cabeza de la aparición de The Beatles y del movimiento hippie en los Estados Unidos.

En Colombia se vivía el llamado Frente Nacional –en el cual los liberales y conservadores se repartieron el país—y en la época en la cual surgieron los grandes grupos subversivos.

Para Édgard, aquellos años sesenta, fueron un lapso inolvidable. “Eran tiempos llenos de fantasías de ilusiones lejanas, que hicimos realidad quienes habitamos este romántico e idealista decenio. Fue una dimensión pletórica en inspiración clima propicio para proyectar el espíritu”, dice ahora.

“Se rumbeaba con mucho ron con coca cola, uno que otro aguardiente, sardinas, buen Rock and Roll y un toque de locura. Fui un bohemio, un sonador en busca de mis ideales”, recuerda.

Frecuenta la calle sesenta, el Parque Julio Flores, las discotecas “La Bomba”, “El Diábolo”, “La Selva de Oro”, “El Infierno a go go“, “La Calle”, en los bajos del Hotel Hilton, los teatros Imperio, El Lago, El Lucía. Estos fueron sitios de referencia de finales de los años sesenta comienzos de los setenta.

Los muchachos rockeros de esa época no eran bien vistos por la clásica Bogotá y de cuando en cuando, intervenía la policía, desde luego. “Claro que viví la amarga experiencia de ser llevado a la temida Inspección de la 40. Aún recuerdo sus olores y los personajes con los cuales tuve que pasar esa noche en un patio, esperando el amanecer”.

Su primer sueño fue tocar guitarra eléctrica y aunque insistió  intentándolo, desistió luego de varias presentaciones con los primeros grupos de rockeros que   se armaban en el país. Entonces surgió una idea: ser empresario musical y llevar la música a teatros, salones de baile y bares de aquella época.

Participó entonces en las famosas giras Gogó por Colombia. “La primera gira la hice con “Los Ampex”, Fernando Valadez, Yolima Pérez y un cantante japonés que interpretaba a Jorge Villamil. Luego llegaría la más grande La de Milo a GO GO.
“Speakers “- “Ampex “- Harold – Óscar Golden, Las Chicas Go Go y Alfonso Lizarazo 1965- 1966. En 1966 fui con “Los Speakers“, al Ecuador: fue la primera gira internacional de una agrupación rockera”, rememora ahora en su estancia en los Estados Unidos, alejado del mundanal paseo colombiano.

— ¿Cómo eran los primeros rockeros?

— Talentosos, idealistas, excelentes personas y mejores amigos. Hoy, después de más de medio siglo continúo en contacto con Rodrigo García, Óscar Lasprilla, Yamel Uribe, Guillermo Acevedo, Carlos Martínez, Ferdy Fernández y con algunos de los de la segunda generación de pioneros como Guillermo Guzmán, “Marciano”, Álvaro Galvis, Chucho Merchán, Lisandro Zapata y Cesar Almonacid.  Hasta el final de su  existencia estuve en contacto con Manuel Jiménez. Recuerdo con mucho cariño a quienes ya partieron: Edgar y Luis Dueñas, Ramiro Lozano, Fernando la Torre y Humberto Monroy, Jaime Rodríguez.

— ¿Qué hacen ahora esos pioneros del rock?

— Rodrigo escribe poesía, Oscar interpreta al piano a los grandes maestros de la música clásica, Yamel juega golf, Guillermo Acevedo continúa trabajando con la música – al igual que Álvaro, Chucho y Lisandro– Ferdy un poco enfermo, al igual que César.

EL MUNDO DEL DISCO

Colombia tenía dos canales de televisión, veinte periódicos, unas sesenta emisoras–algunas con ideas de programación juvenil—y unas cinco empresas discográficas.

Los genios de la música pronto se dieron cuenta que había que poner atención en esos grupos de rock incipientes.

Edgard Hozzman foto dos
Édgard nunca pensó en ser promotor discográfico, pero lo llamaron de CBS y le plantearon una vinculación total para impulsar música.

Édgard nunca pensó en ser promotor discográfico, pero lo llamaron de CBS y le plantearon una vinculación total para impulsar música.

Su primer apoyo fue Carlos Pinzón, quien había sido el padrino del rock nacional y luego los músicos que habían sido sus compañeros de lucha por más de diez años.

Pero el reto se planteó al promocionar música que era extraña para él. Uno de esos ritmos fue el vallenato. Entonces debió laborar al lado de Los Hermanos Zuleta, Jorge Oñate y Diomedes Díaz, en sus primeros tiempos discográficos.

“El gran promotor del vallenato fue Miguel Granados Arjona en los años sesenta, a comienzos de los setenta, Carlos Melo reforzó su difusión. Pero quien definitivamente posesionó el vallenato en Bogotá, fue José Paipilla, en Radio Capital”, relata Édgard.

— ¿Cómo era el Diomedes Díaz que usted conoció?

— Era un muchacho humilde, sencillo, colaborador a quien las dificultades le hicieron entender en su momento que eran la gran razón de sus afanes en pro del éxito.

— ¿Cómo recuerda de Miguel Granados Arjona, que en paz descanse?

— Como un profesional de la radio, que se comprometió con su vocación aportando creatividad y talento. Un periodista musical que promocionó y proyectó el vallenato y la salsa en Bogotá.  En la base de lo que fue Todelar está el nombre de Miguel Granados Arjona. Fue mi mano derecha en mis años con Fania.

Después de su paso por CBS, Édgard fue llamado por Discos Philips para manejar el departamento de promoción. Alfonso Escolar lo llamó un día y le dijo: “mijito, ahora tenemos que lanzar tres sellos: Fania, Vaya Cotique”.

“Era salsa pura. Yo no tenía la menor idea de ese ritmo. Pero comencé por escucharlo y apreciarlo y era un reto. Entonces, programé un álbum con refritos titulado “A toda
salsa” para el occidente del país, Cali y Buenaventura. Otro para la costa atlántica, ”Ojo con la salsa” y para Bogotá ,”Salsa  mona“. Estos álbumes tuvieron una excelente acogida y difusión, lo que le dio identidad al elenco Fania y su sonido: La Salsa”.

— ¿Conoció a Héctor Lavoe?

— Fue uno de mis artistas consentidos en Fania, con él logre grandes éxitos como ”El Periódico de ayer“, “Amor de la calle”, “El día de mi suerte“, El todo poderoso“, “El cantante”, “Mi gente”, entre muchos más. Personalmente lo conocí en 1976, hablamos un buen rato, lo acompañé a varias de sus presentaciones, pero su mente no entendió su talento y menos su vocación.

Decenas de músicos, cantantes, arreglistas, productores y grabadores debió conocer Édgar en más de 30 años de vida discográfica. Unos perduraron, otros se perdieron en el mundo del olvido.

— ¿Cómo era la Claudia de Colombia que conoció?

— Una adolescente de cuna humilde, a la que su educación ancló en un mar de prejuicios y complejos.

— ¿Cómo eran los primeros tiempos de Shakira?

— Era una adolescente encantadora, libre de complejos, cada célula de ella transpiraba calidez y talento, su vocación era real no producto de mercadotecnitas.

— ¿Qué recuerda de especial de los Hermanos Zuleta?

— Los más grandes del Vallenato.  En ellos se conjugaban todas las virtudes de un Artista, talento, personalidad, musicalidad, inspiración, vocación e identidad con su obra.

— ¿Cómo le fue con Jorge Oñate?

Edgard Hozzman foto tres
Con Silva y Villalba logré record como productor y ventas, no tengo cifras sé que son excelentes.

— Con Alberto “el gordo” Suárez, logramos el primer súper éxito vallenato, “Nido de amor” y el primer álbum de este género que superó las 100.000 copias vendidas. Esto
Fue en 1978-79. Hoy con el acumulado debe superar el millón de discos vendidos a la fecha.

— ¿Qué marcas en ventas discográficas puede darse usted el lujo que hizo?

— Dos discos de Diomedes Díaz, “Todo es para ti “1982 – “Mi vida musical “1991 y fiesta Vallenato 1991-92. El primero vendió los primeros 400.000 discos de la historia del disco en Colombia, el segundo superó los 600.000 y el tercero los 650.000, record no igualado y menos superado en el vallenato. En música tropical el record lo logré con el “Cuarteto Imperial “en 1978 79 más de 350.000 copias vendidas el acumulado debe superar el millón. En baladas: con Julio Iglesias “Desde México”, 400.000 copias vendidas, este álbum lo promocionó Jorge Luis Betancourt, me lo entregó con 180.000 copias vendidas. Rock el Álbum doble de Michael Jackson, “Triller“1982 110.000 álbumes. Con Silva y Villalba logré record como productor y ventas, no tengo cifras sé que son excelentes. Marcas que ya no me pueden superar. Hoy no se hacen grandes éxitos, ni se logran cifras como las detalladas.

— ¿Cuál fue el artista que más enseñanzas le dio?

— El Maestro Atahualpa Yupanqui, me enseno a escuchar el silencio de la soledad

— ¿Cómo era promocionar un artista en sus años de labores?

— Mística, conocimiento del producto, carácter y energía en la voluntad

— ¿Ha vuelto a hablar con Carlos Alberto Gutiérrez?

— No, él es un jardín de soledad interior y silencios cerrados con puntos suspensivos no contenidos.

— ¿Cómo le fue como compositor?

— Grandes satisfacciones, pero mis regalías se las robaron Sayco y Acinpro.

— ¿A cuántos artistas produjo y cuáles fueron éxitos?

— A todo el elenco de Discos Philips, Polydor y los sellos que representó Philips Colombia, Silva & Villalba, David Parales, Paola, Jesús David Quintana, Beto Díaz, Joe Madrid, Jimmy Salcedo, Adolfo Barros, Gómez y Villegas, Berenice Chávez,
Edgard Oviedo, Gonzalo Ayala, Gloria Cristina, El Quintero Dalmar, La Tuna Javeriana, Ivette Zamora, entre muchos más. Mis éxitos están reflejados en los records de ventas.

— ¿Qué opina del fenómeno del reguetón?

— Su incoherencia, es su fortaleza y éxito.

— ¿A quiénes considera usted los diez mejores músicos de Colombia?

— Pacho Galán – Álvaro Dalmar – Manuel Jota Bernal – Kike Fernández –Chucho Merchán –Emiliano Zuleta Díaz- Lucho Bermúdez- Oscar Lasprilla – Beto Díaz –Francisco Cristancho Jr.

— ¿Quiénes han sido excelentes promotores discográficos en Colombia?

— Jaime Arturo Guerra Madrigal, Alberto Suárez, Alfonso “El Conejo” Barrios, Gabriel Pulido, Thonny Rodríguez, Raúl Campos, Fernando López y Norberto Jiménez.

— ¿Hacia dónde va la industria discográfica?

— A la industria la acabaron los mercadotecnitas al intentar ser productores y directores artísticos. Hace mucho tiempo la industria discográfica está en crisis.

— ¿Las redes sociales será el medio para promover a los nuevos artistas?

— Este es el medio de las nuevas generaciones, es el futuro.

— De las nuevas figuras colombianas, ¿cuál cree que tendrá éxito?

— ¿Cuales?

— ¿Qué les exigía a sus promotores?

Compromiso, responsabilidad, conocimiento del producto y honestidad.

TIEMPOS DE RADIO

Edgard Hozzman foto cuatro
Cerré mi ciclo radial en La Luciérnaga y los especiales en las tardes de los sábados, en el 2000, programas que me encomendó el ingeniero Hernán Peláez.

El gran promotor y hombre de radio, Jaime Arturo Guerra Madrigal invitó a Édgard a laborar en los sesenta finales. En los setenta, lo llamó Samuel Ospina y en los ochenta, Guillermo Díaz y Hernán Peláez. “Siempre estuve vinculado con Caracol Radio por mi trabajo con la música”. Participó en programas como “Pase la tarde con Caracol, Monitor y La Luciérnaga.

— ¿Por qué no siguió haciendo las recomendaciones musicales en La Luciérnaga?

— Cerré mi ciclo radial en La Luciérnaga y los especiales en las tardes de los sábados, en el 2000, programas que me encomendó el ingeniero Hernán Peláez.

— ¿Todo tiempo pasado fue mejor en la radio?

— La mística e idealismo de quienes hicieron grande nuestra radiodifusión, hizo de este medio el más importante de Iberoamérica. Fueron años en que los profesionales de nuestra radio eran el referente a nivel mundial, lapso de grandes cadenas radiales. RCN, Todelar, Sutatenza, Caracol, Coral, Súper.

— ¿Hacia dónde va Todelar?

— No tiene rumbo, la están apagando silenciosamente.

— ¿Por qué insiste en la Licencia de Locución?

— Es un documento necesario para el control de calidad de nuestra radiodifusión, para acabar con tanta chabacanería, morbo e irrespeto con la audiencia.

— ¿Qué programa de radio recuerda con especial cariño?

Monitor espacio cultural en el que participo en los setenta y ochenta en Caracol, “Extra impactos rojos” en Radio Tequendama Todelar, programa Disjokey que realizábamos con mi maestro Alberto Torres Durán, Pase la tarde con Caracol, Julio Nieto Bernal, Teresa Gutiérrez,  más tarde con Alfonzo Lizarazo.

¿Quiénes ha sido grandes locutores de Colombia según su opinión?

Noticias, Armando Osorio – Chucho Álzate – Eucario Bermúdez- Eduardo Aponte R- Deportes, Carlos Arturo Rueda – Pastor Londoño – Jorge Eliecer Campuzano –Andrés Salcedo- Rubén Darío Arcila – Maestros de Ceremonias, Álvaro Monroy Guzmán – Otto Greiffenstein – Jorge Antonio Vega – Gloria Valencia –Armando Plata – Disjokeys, Jaime Martínez – Julio Sánchez C- Alfonso Lizarazo –Gonzalo Ayala – Jairo Alonso Vargas Voces comerciales, Gonzalo Ayala – Armando Plata – Otto Greiffenstein – Álvaro Uribe-Alberto Cepeda .

— ¿Cuáles han sido los mejores narradores de fútbol?

— Carlos Arturo Rueda – Pastor Londoño- Jorge Eliecer Campuzano- Marco Antonio Bustos – Armando Moncada.

— ¿Cree que la radio perdió al no tener ahora grandes voces, sino grandes personajes?

— Personajes incultos, viven de fantasías, no hacen radio – Locutores profesionales, hacen la diferenciar una radio respetuosa y responsable, no una radio, ramplona, morbosa y vulgar.

NOS PAGARON POR DIVERTIRNOS

Durante años tuvo la idea de sacar un libro contando sus experiencias en el mundo del disco, de la promoción, de la radio y sus experiencias personales.

— ¿Cómo nació la idea de Nos pagaron para divertirnos?

— Este libro me animó a escribirlo, el maestro, paisano y mejor amigo, Fabio Becerra Ruiz, lo bautizó Julio Sánchez Cristo.

— ¿Cómo logró que Julio Sánchez Cristo le escribiera el prólogo?

— Le solicité que escribiera el prólogo, leyó el texto y generosamente acepto mi petición.

– ¿Qué fue lo mejor de esa experiencia como escritor?

Volver a soñar despierto y reencontrarme con mis ilusiones, cimas y simas, fue una ventana abierta a mi ayer. Los sueños son un regalo deseado, dulces, tiernos, nostálgicos y el silencioso e indefinido sonido de su lira difícil de silenciar va tan rápido que solo deja añoranzas.

— ¿Se vendieron todos los libros?

Fueron tres ediciones, no llevo estadísticas lo importante y definitivo es el testimoniode un lapso pletórico en, talento, amor, genialidad, idealismo, música, ilusiones y gente bella.

Todas las manifestaciones de cariño de mi amada y añorada, Boyacá fueron promovidas por Fabio Becerra Ruiz, a quien me falta tiempo para manifestarle mi eterna gratitud. Fue una amable sorpresa.

LA COLUMNA RADIAL Y MUSICAL

Desde hace diez años, cada semana envía “Pantalla & Dial” que es reproducida en varias páginas web, en decenas de puntos de Facebook y es remitido por correo electrónico para varios centenares de personas. Así se ha convertido en la columna de mayor lecturabilidad sobre radio y los artistas.

“Primero comencé enviando unas “Noti-cortas”, pero el maestro de maestros Orlando Cadavid Correa la bautizó como “Pantalla & Dial” y se comenzó a emitir en Eje21.

De otra parte, empezó a entrevistar a personajes de la radio y de la música.

— ¿Cuál ha sido la entrevista que haya hecho y le haya impactado el personaje?

— La que logré con Rafael Manzano, dueño de una personalidad audaz que ha dejado huella, gracias a su discreción, memoria, bagaje cultural y lealtad con su vocación.

UN PROUST PARA HOZZMAN

Edgard Hozzman foto cinco
«La paz en Colombia se debe hacer acabando con las castas que han administrado y flagelado Colombia, reduciendo el Senado y castigando la corruptela política. El día que haya igualdad, desaparecerá el sofisma de los políticos, la guerrilla»

— ¿Por qué ha llorado últimamente?

— Por la triste realidad de mi Colombia, flagelada por la corruptela.

— ¿Qué le enseña a Nicolás, su hijo?

A ser el héroe de su historia, para que no sea el triste espectador de su derrota.

— ¿Qué sitio espera conocer próximamente?

— Irán cuna de la cultura de oriente.

— ¿Sigue todavía a Millonarios?

— En la eternidad de mi memoria está el Ballet azul.

— ¿Cuál ha sido el mejor gobierno de Colombia?

— El del General Rojas Pinilla, hizo lo que no han hecho los que lo han precedido. No se robó nada, el ladrón fue su yerno, Samuel Moreno.

— ¿Cómo se debe hacer la paz en Colombia?

— Acabando con las castas que han administrado y flagelado Colombia, reduciendo el Senado y castigando la corruptela política. El día que haya igualdad, desaparecerá el sofisma de los políticos, la guerrilla.

— ¿Era mejor La Luciérnaga de Hernán Peláez?

— Sin lugar a dudas.

— ¿A qué hora escribe Pantalla & Dial?

— En las noches y amaneceres.

— ¿Cuál ha sido la entrevista con más leídas?

— Varias, Armando Plata, Cochise, Emilio y Jaime Sánchez.

— ¿Qué le preguntaría a Juan Manuel Santos?

— ¿El sacrificio de un país, en pro de su éxito personal justifica sus afanes?

 — ¿A quién le gustaría entrevistar?

— Stephen Hawking

— ¿Prefiere a Nairo Quintana o a Rafael Antonio Niño?

— Nairo Quintana, es presente y futuro.

— ¿Cuál han sido sus días pletóricos de alegría?

— Cada amanecer de mi existencia, El día que nació mi hijo y el día que recibí la ciudadanía americana,

— ¿Por qué algunos personajes de Caracol no le han querido contentar una entrevista?

— Por temor a los “ejecutivos “de Prisa. Quien nada responde es esclavo de sus silencios.

Fotos Rafael Sánchez P