29 de noviembre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

A 206 años de la muerte del Sabio Caldas

30 de octubre de 2022
30 de octubre de 2022

Fotografía. Tomada de: http://www.urosario.edu.co/HistoriaRosarista/#prettyPhoto[gallery4]/0/
Por: Eduardo Aristizábal Peláez.

Este sábado 29 de octubre, conmemoramos 206 años de la muerte absurda del Sabio Francisco José de Caldas Tenorio Gamba Arboleda. Ingeniero Militar, científico, geógrafo, botánico, astrónomo, naturalista y periodista payanés. Prócer de la independencia, juzgado sumariamente por un Consejo de Guerra, condenado a muerte y fusilado el 29 de octubre de 1816.

Considerado uno de los científicos más importante de la historia de Colombia por sus trabajos en la astronomía, la geografía y la ingeniería, a pesar de su formación de abogado y perfil militar.

Levantó el primer croquis del Rio Magdalena, midió la elevada cumbre del Nevado del Tolima, levantó la carta meridional del Reino de Nueva Granada, recolecto un herbario de más de 5.500 especies de flora, estudió las quinas de Ecuador, midió la latitud y fijó las coordenadas de varios lugares, descubrió las mareas atmosféricas y meteorología ecuatorial, determino la latitud de Popayán, fue el primer Director del Observatorio Astronómico de Santa fe, publicó el Semanario del Nuevo Reino de Granada, inventó el hipsómetro, inició la hipsometría, fue uno de los fundadores de Diario Político de Santa Fe, planeó las fortificaciones de Bufu, Cana, y Arquía en Antioquia, proyectó el camino al Chocó, inauguró la Escuela Militar de Cuerpos Facultativos.

Francisco José de Caldas nació en Popayán, el 4 de octubre de 1768, hace 253 años.  Hijo de José de Caldas y Vicenta Tenorio. Estudio filosofía y latín en el Seminario San Francisco de Asís de Popayán, bajo la dirección de José Félix de Restrepo. Para darle gusto a su familia, viajó a Santafé en 1788 para estudiar derecho en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario y se graduó en 1793, a los 25 años.

En Popayán, se desempeñó como juez de menores, asistente en el gabinete de un abogado e impartió una cátedra de derecho civil hasta 1795.

Francisco José de Caldas. Se esforzó por promover el desarrollo intelectual del país porque consideraba que la verdadera independencia se lograba erradicando la ignorancia.

Sus primeros artículos de la literatura científica se publicaron en los periódicos El Papel Periódico de la Ciudad de Santafé y el Correo Curioso.

En 1801 entró en comunicación con el director de la Real Expedición Botánica, José Celestino Mutis, con quien habla sobre la quina. Conoció en Quito al sabio alemán Alejandro von Humboldt y a Aimé Bonpland, quienes se sorprendieron por el trabajo geográfico, botánico, y astronómico elaborado por Caldas e inició una estrecha relación con los científicos

En 1805, Caldas fue vinculado como astrónomo a la Real Expedición Botánica, con residencia en Santafé. Al llegar a la ciudad a comienzos de 1806, Mutis lo nombró director del Observatorio Astronómico, el primero en Suramérica.

Con la muerte de Mutis, Caldas fue ratificado como director del Observatorio y catedrático de matemáticas elementales y de filosofía natural en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Desde 1808 hasta 1810, Caldas fundó y dirigió el Semanario del Nuevo Reino de Granada para difundir el pensamiento científico y cultural de la época

En 1810 contrajo matrimonio con María Manuela Barahona, con quien tuvo cuatro hijos. Caldas fundó, dirigió y editó, junto con Joaquín Camacho, el “Diario Político de Santafé”. El cual fue el primer periódico de la república y fue considerado el órgano de difusión de la revolución.

A pesar de sus actividades científicas, Francisco José de Caldas tuvo una participación decisiva en los hechos del 20 de julio de 1810 porque permitió que los conspiradores se reunieran en el observatorio astronómico que dirigía. Allí prepararon minuciosamente el plan para provocar el levantamiento popular. Ejecutaron su plan el 20 de julio porque era día de mercado y la plaza iba a estar llena de compradores y vendedores.

En 1812, Caldas se reveló a la autoridad de Nariño porque consideraba que sus posiciones arbitrarias eran las de un monarca absolutista y firmó el acta de Sogamoso que desconocía su autoridad y apoyaba al Congreso. Fue nombrado miembro de la Comisión Militar con grado de teniente coronel. Acompañó las tropas de Baraya hacia Santafé, quienes decidieron tomar la capital por la fuerza el 9 de enero de 1813 pese a la oposición de Caldas, las cuales fueron derrotadas por Nariño. Caldas logró escapar y se marchó a Antioquia, donde fue acogido por el gobernador Juan del Corral.

A Francisco José de Caldas se le conoce como el padre de la Ingeniería nacional por fundar y dirigir la Academia de Ingenieros Militares de Medellín y su primer plan de estudios, el cual se especializaba en geografía, táctica, arquitectura militar, ingeniería hidráulica y civil y artillería.

Tras la batalla de la Cuchilla del Tambo, – cerca de su Popayán – Caldas se refugió en la finca de Paisapamba donde fue delatado, detenido durante tres meses en el convento de San Francisco, trasladado a Bogotá, juzgado sumariamente por un Consejo de Guerra, condenado a muerte y fusilado el 29 de octubre de 1816. Tenía 48 años. Sus restos fueron depositados en una fosa común en la iglesia de la Veracruz, pero en 1904 fueron encontrados y trasladados a Popayán donde permanecen en la actualidad.