18 de agosto de 2022
Directores
Evelio Giraldo Ospina
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez

¿Quiénes le cantarán el feliz cumpleaños a Nicolás Maduro?

Por Guillermo Romero Salamanca
23 de noviembre de 2018
Por Guillermo Romero Salamanca
23 de noviembre de 2018
Crédito: Fabio Rodrigues Pozzebom/ABr | Wikipedia Commons | CC BY 3.0 BR

“Este 23 de noviembre cumple 56 años su mandatario Nicolás Maduro”, le dije a un vendedor de dulces en un bus de TransMilenio en Bogotá. El tipo me miró de arriba abajo y comentó: “¿Y a nosotros qué nos importa que ese coño de madre esté de cumpleaños?” y luego se regó en palabras del más grueso calibre, que hubieran hecho sonrojar al mismísimo Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez.

Nicolás Maduro es el presidente de la República Bolivariana de Venezuela desde el 2013 y es el presidente más antipopular de América Latina. Durante su gobierno más de 3 millones de habitantes han emigrado de su país, es decir el 10 por ciento de su población, en lo que se denomina la diáspora venezolana. Al menos, un millón de ellos ya se encuentra establecido en Colombia y el resto se ha regado por el continente.

En una copia de la crisis de los marielitos, que se desarrolló en 1980 y que salieron unos 250 mil cubanos, entre los cuales Fidel Castro metió enfermos terminales, presos de alta peligrosidad, habitantes de calle e indeseables por bajos comportamientos, Maduro ha enviado al exterior también a sus nefastos personajes ocasionando problemas policiales en distintas ciudades como ha ocurrido en las últimas semanas en Bogotá.

La economía de Venezuela no es la mejor de los últimos años.  Según un informe del Banco Mundial, en septiembre la inflación llegó al 500 mil por ciento. “Ya los tiempos de la bonanza y de la petulancia quedaron en el recuerdo de las personas mayores de 60 años. Desde el ingreso del gobierno socialista la juventud no ha gozado de esos tiempos de holgura, no hay educación, salud ni mucho menos alimentos en los supermercados”, comenta Samuel Pérez, un profesor venezolano que se ha radicado en la Colina Campestre de Bogotá.

El aumento de la pobreza llegó al 90 por ciento y la escasez de alimentos se da por doquier y a pesar de sus pésimos resultados económicos, el próximo 10 de enero comenzará un nuevo mandato, pero que no será reconocido al menos por 40 países que se aprestan a cortar relaciones diplomáticas o reducir sus lazos de amistad.

En Colombia la Iglesia católica ha prestado valiosas ayudas a sus vecinos e incluso les remiten en forma permanente hostias para que en las parroquias puedan dar la Comunión y en Cúcuta, Tunja y Bogotá mantienen restaurantes comunitarios, roperos y farmacias para brindarles al menos una ayuda primaria a los emigrantes del vecino país.

Cada día las noticias de corrupción son más escandalosas en Venezuela. La detención en Estados Unidos del extesorero de Venezuela, Alejandro Andrade, y una acusación al empresario Raúl Gorrin, dueño del canal Globovisión, son la punta del iceberg para destapar la olla de corrupción más grande en la historia del país, según ha informado la Voz de América.

Aunque líderes de la oposición y mandatarios regionales le han pedido a Estados Unidos que intervenga en Venezuela, algunos aseguran que no se podrá hacer por las deudas que tiene el país de Maduro con China y Rusia. Se calcula en unos 50 mil millones de dólares la deuda con los bancos de Pekín y en septiembre se informó que el gobierno ruso había extendido el plazo para la cancelación de la deuda al Estado venezolano que suman $ 2,8 millardos, según informó la agencia oficial rusa Ria Novosti.

Los militares, por diferentes intereses y además porque co-gobiernan, sean quienes le canten “las mañanitas” al mandatario cuando llegue a los 56 años.

Venezuela tiene 165.000 efectivos militares y 25.000 en reserva, además de miles de integrantes de una milicia civil y al menos 12 de ellos están en alguno de los 32 ministerios.

Por ahora no le volveremos a preguntar a los venezolanos en Colombia, cómo le cantarían el famoso “happy birthday” o si le brindarían unas arepitas rellenas.