18 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“La voz era parte de la estética de la radio, pero la acabaron”: Fernando Calderón España

6 de mayo de 2013
6 de mayo de 2013

fernando calderon
Llegó a Todelar como una primera meta. Luego, cuando ya estaba en Todelar, el siguiente objetivo fue  Caracol. Dejó el Huila porque quería estudiar y estar en la radio grande. “Y la radio grande está y se hace en Bogotá”, puntualiza clara y sencillamente.

Eucario Bermúdez, Ernesto Rojas Ochoa y Jesús Emilio Aguirre, fueron quienes literalmente lo trajeron a la capital. Todo porque escucharon en La Voz del Huila, una cuña de un circo. Además era el lector de noticias de Radio Garzón.

La muerte de John Lennon, la llegada del sandinismo a Nicaragua. Las dictaduras argentinas. La asunción y el reinado fugaz de Albino Luciani, Juan Pablo I y La muerte de Pablo VI, como las más impactantes por su paso por Todelar. Durante decenas de años le escucharon en los noticieros de Caracol, luego en Radionet y ante su ocaso, pasó para CMI.

Estuvo también en Cablenoticias con el programa “Telaraña”, donde entrevistaba invitados que iban desde políticos, empresarios hasta periodistas.

–Usted fue la voz comercial de Todelar en el Campín, que reemplazó a Perdomo Ch,¿cómo fue esta experiencia?
–Con mi estilo, cultivé a los hinchas de Perdomo. Luego, me caractericé y me fue bien aunque me marcó tanto que salirme de esa imagen fue difícil. Pero, mi éxito como comercial deportivo lo tuve en Caracol. Fui el primer locutor comercial deportivo que viajó por América y Europa.

–¿Yamid Amat fue su mecenas en Caracol?
–Si. Y lo sigue siendo. Soy su voz hace 30 años. En CMI, toda la vida del noticiero. Le dirigí Radionet y no dejé que se acabara cuando inicialmente se pensó en acabarla. Por mí, Radionet vivió un poco más. Desde el primer día Radionet se estaba acabando. Tuvo muchos enemigos, metidos en Caracol, que era accionista. Radionet iba a vivir dos años y yo hice que la agonía se prolongara por 7 años. En Radionet comenzaron en grande personajes como Gustavo Gómez, César Moreno y más de 100 periodistas que están regados por  toda la radio y la televisión actuales. Se crearon muchos patrones estéticos y creativos para hacer autopromociones y producción radial.

–¿Cuál fue la voz noticiosa que le marco su norte?
–Eduardo Aponte.

–¿Julio o Yamid?
–La respuesta es Yamid y Julio. Primero, Yamid. Después de él nadie ha innovado ni cambiado nada. El único que ha seguido los pasos de Yamid, es Julio. Julio le dio otro aire a lo que había inventado Yamid. La gente se equivoca cuando dice que Julio convirtió el formato en “ligero y farandulero”, porque Julio pone en escena temas serios. Lo que pasa es que Julio no hace un noticiero sino un programa y tiene su propio lenguaje. Los otros no le han aportado nada a la radio, tanto que está cansada. Darío, como gran genialidad, le aportó únicamente la expresión, “compañeros de la mesa”, y eso es mezquino en un ejercicio de más de 25 años. Es tacaño con un medio que le ha dado dinero, poder y fama.

Yamid, en cambio, es el monstruo: hizo la radio de hoy, en televisión hace el mejor noticiero que todos copian y en prensa su entrevista comienza en la primera página y termina en la última del primer cuadernillo. Su entrevista en EL TIEMPO es un referente dominical. Lo mismo que PREGUNTA YAMID. Los políticos y los ejecutivos del gobierno, orinan cuando Yamid los invita a su entrevista. Yamid, desde su oficina en CMI, les produce a todos porque todos copian lo que hace él. Nadie crea nada esperando a ver con qué sale Yamid. Nadie se ha atrevido a hacer nada diferente a lo que él hizo hace 30 años. Hay subdesarrollo creativo en la radio. Solo buscan ser las estrellas a costa de los temas y de sus protagonistas. No hay inventos. Yamid es inventor. Es un Da Vinci de los medios colombianos. Es bueno en todo: Buen locutor, reportero, pregunta con inteligencia, crea, es redactor de los textos promocionales y de las campañas y dice cómo tiene que ir la promo auditiva y visualmente, es publicista, es un periodista completo y único. Pone en escena todo un mundo informativo con estética, innovación y finura. Arma sets, les dice a las presentadoras como tienen que vestir, los colores, el “look”, como un director de cine. Nadie ha tenido éxito en todos los medios. ¿O no?

–¿Millonarios o El Huila?

–Millonarios. Con la azul nací. En el Huila todo el mundo era de Millos hasta que llegó el Atlético. Le hago fuerza pero soy de Millos.

–¿A qué edad se despertó su interés por el golf?

–Me interesó en el golf Juan Harvey Caicedo cuando lo conocí en Caracol y en la ACL. Cuando la ACL estaba conformada por 40 locutores y era la elite. Nos recibieron en la ACL a Napoleón Vanegas, Judith Sarmiento y a mí, en ceremonia. Era algo así como una iniciación masónica con otros códigos.

–¿Ha hecho hoyo en uno?

–No. Pero si en 15.

–¿Qué pasó con la Telaraña?

Llegaron unos ejecutivos nuevos que ya sacaron y dijeron que iban a escoger a mis invitados. Yo le dije que no, que los seleccionaba yo. Y caí en desgracia. A los medios llega mucho paracaidista y tienen suerte. Aunque corta pero la tienen y es suficiente para hacer daño. He dicho.

–¿A qué se dedica ahora?
–A CMI, volví a Melodía a hacer entrevistas en la mañana que matizan la música y las noticias leídas por Gustavo Niño y Tito Martínez. Y a asesorar en mi especialidad: la opinión pública y el mercadeo político.

–La radio cada vez utiliza menos locutores, ¿será una especie en vía de extinción?
–¿Especie en extinción? NO…la locución se acabó o la acabaron. La estocada final se la dio en Caracol un español de apellido Manzano que acabó con los locutores. Sacó a Gustavo y a otros. La voz era parte de la estética que tiene que tener la radio. Manzano quien es un incorregible gago y tartamudeo al saludar, argumentó que el locutor tenía que partir de la radio. Hablo del locutor tradicionalmente conocido por nosotros.
Por otra parte, los tiempos cambiaron y los cambios trajeron gente que para comunicarse no necesita voz microfónica. Los códigos mutaron. El lenguaje se transformó. Y la manera de manejar ese lenguaje dejó de ser ecléctica, rígida, paradigmática y protocolaria y pasó a ser informal y a explorar maneras diversas de llegar a las audiencias. Esto está bien pero debieron conservar la estética que le daba una voz agradable y de escuela, bonita y microfónica.

Hay gente que aún reclama el derecho a oír bien las palabras, las oraciones, los párrafos que se escriben para radio. Se inventaron el termino RADIO HABLADA y lo que hacen es RADIO MALTRATADA.

Así como hay cuerpos y figuras que llegan a la cámara, (En Hollywood dirían que la cámara se enamora de ellos) hay voces que llegan al micrófono y al ir al aire, se oyen bien. Eso no debió perderse. No se ha perdido en el resto del mundo, solo aquí. En USA, sigue uno oyendo voces agradables y bonitas en comerciales y en los cabezotes de los programas y las películas. Pero también hay que pensar en que los tiempos cambiaron y “hoy es lo mismo ser derecho que traidor….lo mismo un burro que un gran profesor”.

–¿Ha pensado en lanzarse al Congreso de la República?
–Sí, pero se necesitan factores aliados del diablo, que no tengo: dinero, deslealtad, avaricia, envidia, vanidad, arrogancia disfrazada de humildad, infidelidad,  glotonería, disposición alcohólica, kilómetros de cinismo y soledad. Todo eso hace una nefasta sumatoria de pecados para llegar al infierno de la corrupción. Hay gente dispuesta a conseguir las cosas a costa, incluso, de sus principios. Yo no.

–¿Cómo le va bailando el sanjuanero?

–Mal…  Se fija,  el 8 me ronda. En el baile hay que hacer la figura del 8 y me vuelvo eso…un ocho.

–¿Cuál sería el motivo que tendría para regañar a un hijo?
–Que hiciera lo que no le gusta.

–¿Por casualidad ha escuchado una de las llamadas emisoras juveniles?

No oigo radio musical. Solo Melodía estéreo.

–¿Cree que la radio va para alguna parte buena con tanta posibilidad en internet y redes?
–Al menos, todavía la radio está viva. En Internet aún estamos crudos. Somos un país pobre de todo. La gente tiene acceso a Internet pero sigue siendo costoso para un pobre comprar un portátil o un teléfono inteligente. En Colombia es cierto que todo el mundo tiene celular, pero gran parte de ese mundo, tiene un celular de los que llamamos “chiche”. Así que quienes tienen celulares inteligentes a quienes les llegue una señal pura de radio, son pocos… Unos privilegiados porque el país es para privilegiados. Por eso pululan los negocios para vender Internet y café. En USA, va uno a un café y todo el mundo está en su silla con su propia laptop o celular inteligente. La radio seguirá mandando porque es fácil de llevar y de oír: en la casa, en el carro, en todas partes. La radio en celular, no se escuchará en radios de influencia mayores a lo que la radio puede llegar. La señal en Bogotá de un celular no es estándar para toda la ciudad, en cambio uno escucha radio en cualquier parte de Bogotá. En fin, hay radio para rato. Recuerde que eso se dijo cuando la televisión llegó. Pero cargar un televisor para todas partes en complicado. Un radio no. En fin….

–¿Qué canción le gusta cantar?
–Canto fragmentos: Lucerito de plata, amor de jibarito, el rey, al sur y ahora las que yo escribo.

–¿Compra chance? ¿Cuál es su número preferido?

–No. Baloto. El 8. Trabajé en la 48. Nací en abril, la mitad de 8. Vivo en la 138-48 apartamento 408, mi celular es 3138888968, y cuando me emborrachaba me volvía un 8.

–¿Santos podría hacer bien un segundo gobierno?

–Está haciendo bien un primer gobierno.

–¿Cómo vamos, vamos bien en Colombia?
–Si. Colombia hace rato va bien, quienes van mal somos los colombianos. Me explico, cuando hablo de Colombia, hablo de los dueños de Colombia y cuando hablo de los colombianos, pues del resto.

–¿Cree que un tipo como Roy Barreras puede ser presidente de Colombia?

–En Colombia ahora puede ser presidente cualquiera. No hay barreras para eso. La Constitución lo permite. El exceso de democratización que nos trajo el 91 no fija requisitos incumplibles para ser Presidente. Lo que hay que ver es si lo elijen. Solo necesita los votos. Así de fácil.

–¿Les cree a las FARC?
–A la gente hay que creerle.

–¿Cuántas mujeres se han enamorado perdidamente de Fernando?
–No lo sé porque no me lo han dicho. Por lo pronto una que perdió totalmente la cabeza y me dio un hijo.

–¿Canta rancheras o boleros?
–Los dos.

— ¿Cómo mantener una buena voz?

–Hay escuelas pero yo soy de los de “sin escuela”. No sé que es manejar la voz. No sé que es respirar bien para hablar. No sé colocar la voz. Es un talento que me dio la vida al que todos los días le canto con Mercedes Sosa.

–¿Se ha vuelto a encontrar con su primer amor y cómo la ve ahora?

–Mi primer amor no lo recuerdo, recuerdo el último.

–¿Se estará diciendo toda la verdad en Colombia?
–La respuesta es, ¿cuántas mentiras ha tenido que soportar el colombiano medio y bajo?

–¿Qué más querrá Luis Carlos Sarmiento Angulo?

–Años.

–¿Pudo pagar la valorización y los impuestos?

–Si

–¿Por qué ha tomado?

–Primero, porque me gustó y hoy me gustaría seguir tomando. Segundo, porque estuve en el lugar acertado para tomar y luego porque tuve con qué tomar. Tercero, la pregunta está bien hecha, “he tomado” porque ahora no estoy tomando.