24 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Proyecto de ley busca reconocer a drogadicción como enfermedad de alto costo

29 de marzo de 2011
29 de marzo de 2011

Este martes 29 comienza el estudio del proyecto de Ley Nº 111/2010 Senado: “Por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral a drogadictos y se crea el Certificado de Conformidad “Entidad Libre de Drogas”, de autoría del senador Juan Manuel Galán (Partido Liberal) y sus ponentes son las senadoras Gilma Jiménez (Partido Verde), Dilian Francisca Toro (Partido de la U) y Teresita García Romero (PIN).

Señalan las congresistas que "las adicciones son una enfermedad de alta complejidad que requiere atención intersectorial oportuna e integral por parte del Estado y de la sociedad sustentado en la atención primaria en salud, con la participación activa e insustituible de su grupo familiar, para evitar que las familias acudan permanentemente al sector salud como un sustituto de vivienda y alimentación para el enfermo, lo que es comprensible desde lo humano, pero inaceptable desde el pronóstico de la terapia".

De acuerdo con la ponencia, será el Ministerio de la Protección Social el que determine las condiciones de habilitación de los Centros de Atención en Drogadicción (CAD), y Servicios de Farmacodependencia.

El Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificaciones (Icontec) será la entidad encargada de establecer la norma técnica que avalará dicho certificado.

Así mismo, se faculta al Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) para diseñar y ejecutar programas de formación profesional en el manejo de pacientes con problemas de drogadicción. Las Administradoras de Riesgos Profesionales, a través de los programas de salud ocupacional, implementarán el proyecto institucional preventivo del consumo, abuso y dependencia de sustancias, en el ámbito laboral.

En la Sentencia T-814 de 2008, la Corte Constitucional comisionó al Estado para implementar mecanismos necesarios para la atención de las personas farmacodependientes, en cualquiera de los dos regímenes-contributivo y subsidiado en aras de proteger el derecho a la salud tanto física como psicológica y demás derechos fundamentales que pueden verse amenazados.

Considera el máximo Tribunal Constitucional que  la drogadicción es una enfermedad que pone en riesgo la integridad personal y perturba la convivencia familiar, laboral y social y al ser su patología crónica requiere de tratamiento continuo, prolongado y con medicamentos y procedimientos especiales hacen necesario catalogarla como una enfermedad de alto costo.

Según el Estudio de Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas la principal droga consumida en Colombia es la marihuana, con 254.418 personas que abusan o son adictas a dicha droga. Así mismo, según el estudio en mención, la cocaína es la segunda sustancia con mayor número de personas en situación de abuso o dependencia con el 0,72% de la población.

El mismo informe señala que el consumo de inhalables (pegantes) se concentra en los dos grupos de menores de edad, con una marcada diferencia a los grupos restantes. En efecto, se estima que el 0,53% de los niños y jóvenes de 12 a 24 años han consumido al menos una vez inhalantes en el último año, mientras que en el resto de la población el consumo reciente de esa sustancia es sólo del 0,07%.