21 de julio de 2024

Trump obtiene inmunidad parcial de la Corte Suprema de EE.UU. por acciones durante su presidencia

2 de julio de 2024
2 de julio de 2024
Crédito: Donald Trump

New York, 2 de julio de 2024.  La Corte Suprema de Estados Unidos emitió un fallo este lunes que concede a Donald Trump inmunidad parcial respecto a acciones llevadas a cabo durante su mandato presidencial, una decisión que ha sido ampliamente interpretada como una victoria  para el expresidente. Con una mayoría de 6 votos a favor y 3 en contra, los magistrados dictaminaron que Trump posee «inmunidad absoluta contra el procesamiento penal» por actos considerados oficialmente dentro de sus deberes constitucionales.

El presidente del tribunal, John Roberts, escribió en la opinión del tribunal que bajo la estructura constitucional de separación de poderes, la naturaleza del poder presidencial requiere cierta inmunidad contra el procesamiento penal por actos oficiales. Sin embargo, matizó que esta inmunidad no se extiende a acciones no oficiales, resaltando que «el presidente no está por encima de la ley».

La decisión ha sido aclamada por Trump como una «gran victoria para nuestra Constitución y democracia», destacando que el fallo respalda su posición sobre la legalidad de ciertos actos durante su presidencia. Sus abogados ya están utilizando este veredicto para argumentar en casos pendientes, incluyendo un juicio en Nueva York donde Trump enfrenta acusaciones relacionadas con falsificación de documentos.

Por otro lado, críticos y la campaña de Joe Biden han expresado preocupaciones. La campaña de Biden declaró que el fallo de la Corte Suprema «no cambia los hechos» de lo sucedido el 6 de enero de 2021, y acusó a Trump de considerarse «por encima de la ley» y dispuesto a cualquier medida para mantener su poder. La jueza Sonia Sotomayor, una de las que votó en contra, criticó la sentencia, sugiriendo que ahora el presidente podría ser visto como un «monarca».

El fallo también podría tener implicaciones en los casos pendientes contra Trump, que incluyen acusaciones de interferencia electoral y otros delitos relacionados con su presidencia. Según los términos del fallo, los tribunales inferiores ahora deberán determinar qué acciones de Trump se consideran «no oficiales» y, por lo tanto, no están protegidas por inmunidad.

El presidente Biden también ha expresado su preocupación, calificando la decisión como un «precedente peligroso» que podría sugerir que no hay límites claros para lo que un presidente puede hacer. En una declaración televisada, Biden afirmó que la nación fue fundada bajo el principio de que «nadie está por encima de la ley», y agregó que el fallo podría dificultar el camino para la rendición de cuentas por los eventos del 6 de enero y otros actos controversiales durante la administración Trump.

El fallo de la Corte Suprema es solo el último desarrollo en una serie de casos legales que rodean a Trump desde que dejó la presidencia. Además de los casos mencionados, Trump enfrenta acusaciones relacionadas con la interferencia electoral en Georgia y la presunta retención de documentos clasificados después de su mandato.

Aunque la decisión de la Corte Suprema otorga cierta inmunidad a Trump por actos presidenciales, sigue generando debate y podría tener ramificaciones importantes para la futura aplicación de la ley en casos de presidentes en funciones y pasados.