20 de julio de 2024

Macronanotes

Filósofo, sentenciólogo y proscriptor.
6 de julio de 2024
Por Helí Marulanda López
Por Helí Marulanda López
Filósofo, sentenciólogo y proscriptor.
6 de julio de 2024
Cuando se ha definido ya la indecisión, sólo necesitamos apuntarle bien a la imprecisión.

Por más que nos asombremos, el todo es que no nos escombremos, ni mucho menos que soltemos nuestros remos.

Exigirle a un contraventor nos pueda servir de redentor, en el mayor de los casos, sólo nos deparará un por menor.

Cuando se está enfermo se quiere sólo una cosa, cuando se está aliviado, a veces se pide mucho, a veces nada.

Muy bueno es distinguir que esta carrera no es una competición, dentro de la cual tengamos que ir de primeros, mucho menos llegar de últimos.

Cuando se tiene la certeza de que hay que arreglar algo, qué aún no se ha estropeado, puede ser también  porque nos sobre algún repuesto.

En tiempos remotos cuando no había motos, los caballos se quitaban las herraduras, mientras los usuarios del transporte, pasaban las verdes y las maduras.

Lo único que le imploro al destino, es que para cuando me muera, ya me haya al menos aliviado de lo que no me iba a matar.

Quienes llevan la cuenta, muchas veces no se dan ni cuenta, que hay alguien que sin llevarla, hace rato que la recuenta.

El sentirnos cada vez mejor, es lo peor que no debe pasarnos, de acuerdo con los designios de nuestro enemigo el antidestino.