20 de julio de 2024

Iliberal, trascender, transgredir, amainar

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
8 de julio de 2024
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
8 de julio de 2024

Los verbos apropiados para expresar esa idea son ‘pasar, rebasar, traspasar’.

 

Titular del artículo de Simón Gaviria Muñoz: “Izquierda iliberal” (LA PATRIA, 25/6/2024). Un lector me preguntó cómo me había parecido ese adjetivo. Sin extenderme en ella, mi respuesta fue que me había gustado el prefijo. El castellano tiene el prefijo ‘in-’, de valor privativo o negativo (‘indeseable’), que se convierte en ‘im-’ cuando precede a nombres que empiezan por ‘pe’ (‘impuro’) o ‘be’ (‘imberbe’), y en ‘i-’ cuando esas palabras empiezan por ‘erre’ (‘irreal’) o ‘ele’ (‘ilegal, ilícito, iletrado’ y, por supuesto, ‘iliberal’, adjetivo que todos los diccionarios definen ‘no liberal’). El mismo prefijo, con las mismas variantes, puede tener valor inclusivo –‘dentro de’– (‘incluir, iluminar, importar, irrumpir’). En el mismo artículo escribió: “El derecho al disenso y escepticismo del poder marcan  las personas de pensamiento liberal”. Castizamente, “…marcan a las personas…”, porque, aunque el complemento directo no pide la preposición ‘a’, en este caso, sí, pues se necesita para ‘determinarlo’. Además: “…elección de rector de la Universidad Nacional, donde a pesar que la ley 30 establece la independencia…”. “La amenaza que no se va a trabajar con los cafeteros de Colombia si no eligen un gerente afín al Gobierno…”. Estos dos ejemplos demuestran lo que he llamado ‘miedo al dequeísmo’, que induce al redactor a suprimir la preposición ‘de’, necesaria en ambos casos, así: en el primero, “…a pesar de que…” (no se dice ‘a pesar esto’, sino ‘a pesar de esto’); en el segundo, “La amenaza de que no se va a trabajar…”, porque, en esta redacción, la ausencia de la preposición ‘de’ convierte la partícula ‘que’ en un pronombre relativo. ***

 

Uno de los significados del verbo ‘trascender’ –transcender– (del latín ‘transcendere’ -‘subir pasando por encima de, pasar subiendo; pasar de una cosa a otra’) es ‘estar o ir más allá de’, por lo cual esta locución preposicional es redundante cuando se le agrega al verbo. Así lo hizo el autor de Oasis en la siguiente oración: “Es la fuerza que te mueve cuando trasciendes más allá de lo material y lo aparente” (LA PATRIA,  26/6/2024). “…cuando trasciendes lo material…”, es decir, ‘cuando vas más allá de lo material’. ***

 

Aunque el verbo transgredir* viene del latino ‘transgredi’ (‘pasar del otro lado, a otra parte’), en castellano tiene una sola acepción, la siguiente: “Quebrantar, violar un precepto, ley o estatuto”. De acuerdo con esta definición, me parece que está mal empleado en la  siguiente afirmación: “Ningún sector de afuera transgredió sus límites” (LA PATRIA, Luis Ospina, 26/6/2024). Los verbos apropiados para expresar esa idea son ‘pasar, rebasar, traspasar’, inclusive uno de los sinónimos de ‘transgredir’, ‘violar’, ya que la idea que este verbo manifiesta es más amplia, pues, además de ‘abusar, deshonrar, desflorar, etc., quiere decir también ‘entrar ilegalmente a un lugar’. *El verbo ‘transgredir’ es defectivo, pues sólo son castizas las inflexiones verbales cuya terminación es ‘-i’ (‘transgredí’) o empieza por la misma vocal (‘transgredía’). Sin embargo, la Academia de la Lengua anota: “Utilizado antes como defectivo, el uso ha extendido su empleo a todas las formas de la conjugación”: ‘transgredo, transgrede’, etc. Cacofónicas, sin duda.  Esto sería aceptable si no hubiese sinónimos. Lo mismo vale para el verbo ‘agredir’. ***

 

La columnista de El Tiempo Sara Tufano escribió: “Pero la palabra también sirve para amainar a la opinión pública…” (26/6/2024). El verbo ‘amainar’ no es el indicado para expresar la idea pretendida por la redactora, porque, con el significado de “aflojar o ceder en algún deseo, empeño o pasión”, es intransitivo, es decir, que no tiene complemento directo, como en la oración glosada, ‘la opinión pública’. Un ejemplo del uso correcto de este verbo puede ser el siguiente: “La furia de la opinión pública amainó con la explicación del candidato”. Es más común su empleo cuando se trata de la furia de la naturaleza. Como transitivo, se usa en la marina con el significado de ‘recoger las velas’. Sus sinónimos son ‘calmar, moderar, plegar, ceder, aflojar, disminuir’.