20 de julio de 2024

¿Es real la adicción a la comida o un mito?

5 de julio de 2024
5 de julio de 2024

Bogotá, 5 de julio de 2024.  La posibilidad de que ciertos alimentos puedan causar adicción ha sido objeto de estudio en los últimos años. Especialmente, aquellos alimentos con sabores altamente palatables, como los que contienen altos niveles de azúcar, sodio o grasas saturadas. Pero, ¿qué dice la ciencia sobre la adicción a la comida?

¿Adictos a los Sabores?

La adicción puede referirse a sustancias (como el alcohol o el cannabis) o a conductas (como el juego). En el caso de la comida, la Asociación Americana de Psiquiatría en su Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V-TR) no reconoce la adicción a la comida como un trastorno específico. Sin embargo, algunos expertos sugieren que las similitudes entre el consumo compulsivo de alimentos y la adicción a sustancias justifican su consideración.

Mecanismos Cerebrales

La adicción a la comida se basa en mecanismos similares a los de las drogas de abuso, como la pérdida de control y la necesidad imperiosa de consumir ciertos alimentos. A nivel cerebral, los alimentos altamente palatables pueden activar el sistema de recompensa, liberando dopamina de manera similar a las drogas. Esto podría explicar por qué algunas personas tienen dificultades para controlar su ingesta de comida.

Desafíos del Diagnóstico

Diagnosticar la adicción a la comida es complicado debido a que la nutrición es una necesidad fisiológica. A diferencia de las drogas, no se puede eliminar el consumo de alimentos. Además, esta adicción se confunde con otros trastornos alimentarios, como la obesidad, el trastorno por atracón y la bulimia, complicando aún más su diagnóstico.

Herramientas de Evaluación

La adicción a la comida no está contemplada en el DSM-V-TR, y no existen criterios diagnósticos específicos. Sin embargo, la Prueba de Adicción a la Comida de Yale (YFAS) es la herramienta más utilizada para detectar esta conducta. Aun así, tanto la Asociación Americana de Psiquiatría como la Organización Mundial de la Salud no reconocen oficialmente la adicción a la comida como un trastorno.

 

Argumentos a Favor

Algunas características de la adicción, como la falta de control y los problemas de salud derivados, se observan también en personas con sobrepeso. Estudios de neuroimagen han mostrado alteraciones en áreas cerebrales relacionadas con el sistema dopaminérgico mesolímbico, similar a lo que se ve en adicciones a sustancias.

Argumentos en Contra

Muchos estudios sobre adicción a la comida se han realizado en modelos animales, lo cual no siempre refleja la complejidad del comportamiento humano en sociedades donde la comida está abundantemente disponible. Además, la superposición con otros trastornos alimentarios dificulta aislar la adicción a la comida como un trastorno independiente. La falta de consenso sobre si el problema radica en un alimento específico o en el acto de comer también complica su definición.

¿Adicción al Azúcar?

La idea de que el azúcar es adictivo es ampliamente discutida. Aunque se sugiere que el consumo excesivo de alimentos ultraprocesados con alto contenido en azúcar podría ser adictivo, no hay consenso sobre si actúa como una droga de abuso en el cerebro humano. Otros alimentos, como el chocolate o la comida rápida, también se han investigado, pero los resultados son inconclusos.

Aunque parece claro que ciertos alimentos pueden desencadenar comportamientos problemáticos en algunas personas, el concepto de adicción a la comida aún no está claramente definido a nivel clínico. Es necesario más investigación para entender por qué algunos alimentos causan problemas a ciertas personas y cómo prevenir y tratar estos problemas de manera efectiva.