20 de julio de 2024

El descanso dominical

8 de julio de 2024
Por Óscar Alarcón
Por Óscar Alarcón
8 de julio de 2024

Antes en Colombia los domingos eran días comunes y corrientes. Los muy religiosos debían pedirle permiso al jefe para ir a misa por media hora. Tanto fue así que en el gobierno de Pedro Nel Ospina fue necesario expedir un decreto para que no se trabajara un domingo en que se procedió a intervenir el Banco López, cuyo dueño era Pedro A. López, padre y abuelo de López Pumarejo y López Michelsen.

A mediados de 1923 el precio del café sufrió un bajonazo en el mercado de Nueva  York y hubo pánico financiero en el país. Las gentes estaban nerviosas porque tenían sus ahorros en el Banco López. El lunes 16 de julio miles de personas comenzaron a hacer cola en la avenida Jiménez, donde funcionaba la entidad, para retirar su dinero, a pesar de que los estados financieros demostraban que había suficiente respaldo para el pago de las obligaciones. Cuando el circulante se agotó en Bogotá, tres aviones de Scadta trajeron gran cantidad de dinero para atender los requerimientos del público. Sin embargo, eso no fue suficiente. El gobierno de Ospina debió prolongar el fin de semana del viernes 20 de julio, día de la independencia, al lunes 23. Fue un puente mayor que los Emiliani porque, aparte del viernes, que era el único festivo, el sábado y domingo eran laborales.

La normalidad retornó el lunes cuando ya el Banco López estaba cerrado y comenzó a funcionar el Banco de la República por recomendación de la Misión Kemmerer. Allí nació el emblemático Banco de Emisión y murió el Banco López.

Todo lo anterior para señalar que los domingos eran días comunes y corrientes, y laborables. Solo en 1926 mediante la ley 57, se estableció el descanso dominical. ¡Como trabajaban nuestros antepasados! Por el contrario, en el mes que acaba de pasar tuvimos tres puentes Emiliani, incluido el del 1º. de julio. Y falta el día de la independencia, para completar 18 festivos este año.