23 de junio de 2024

Vargas Villa

10 de junio de 2024
Por Óscar Alarcón
Por Óscar Alarcón
10 de junio de 2024

Se cumplieron 90 años de la muerte de José María Vargas Vila, uno de los escritores más controvertidos que tuvo Colombia. Una columna recordatoria de tan importante personaje del radicalismo escribió recientemente en “El Espectador” Reinaldo Spitaletta. Calificado de panfletario, publicó más de cien libros y sus obras se vendían como pan caliente, tanto que sus regalías le permitieron vivir relativamente cómodo y comprar residencias en el exterior, en Venezuela, Argentina, Estados Unidos y finalmente en Barcelona, donde falleció. En un perfil que hizo el presidente López Michelsen de García Márquez subrayó que “en la proyección cultural del continente, ningún otro colombiano, con excepción de José María Vargas Vila, había alcanzado un renombre semejante, no solo en la comunidad hispanoparlante sino en el mundo entero, como García Márquez”

El mismo Nobel lo reconoció en un reportaje que concedió a la revista Mujer, que dirigía Flor Romero, a comienzos de 1968: “Yo soy el Vargas Vila de mi generación. ¡Cómo! Sí, porque fíjate: Vargas Vila fue el escritor que más libros vendió en su tiempo y además vivió en Barcelona varios años”.

Hoy muy pocos recuerdan a Vargas Villa y es muy difícil encontrar alguna de sus obras en librerías, y aún mucho más difíciles de leer. ¿Y por qué se vendían? Según el inolvidable Malcom Deas, la razón fue el renombre que le dio la hostilidad del clero, al que tanto atacó como a Rafael Núñez, Miguel Antonio Caro y a muchos otros de la regeneración. Se codeó y conoció a personajes como José Martí y Eloy Alfaro. Neruda lo cita con respeto en Confieso que he vivido.

Haber escrito más de cien libros hizo que se diferenciara de Félix B. Caignet, el famoso autor cubano de El derecho de nacer, a quien llamaron el “más humano de los autores”, a Vargas lo llamarían hoy, en cambio, el “más autor de los humanos”.

Averigualo Vargas