21 de julio de 2024

Editorial Un salvavidas para las Mipymes

Por La Redactora
21 de junio de 2024
Por La Redactora
21 de junio de 2024

En medio de un panorama sombrío, las ganancias de las 1,000 empresas más grandes de Colombia han sufrido una fuerte caída del 24% en comparación con el año anterior. El sector de servicios, especialmente salud y telecomunicaciones, enfrenta pérdidas significativas. Ahora surge la pregunta crucial: ¿habrá la voluntad política para brindar un salvavidas a estas empresas?

 

En los últimos días, las noticias sobre el desempeño económico de Colombia han sido sombrías. La Superintendencia de Sociedades acaba de presentar su informe anual sobre las 1,000 empresas más grandes del país, y los resultados no son alentadores. Las ganancias de estas compañías experimentaron una fuerte caída el año pasado, disminuyendo en un 24% en comparación con el 2022. En términos monetarios, esto se traduce en $99 billones frente a los $130 billones previos.

El análisis detallado revela que el sector de servicios es el más afectado, concentrando el 64% de las pérdidas. Las áreas de salud y telecomunicaciones han sufrido especialmente. Por otro lado, el macrosector minero e hidrocarburos también enfrentó dificultades. La disminución del precio del barril de petróleo, un 17% por debajo del promedio del 2022, y el impacto de la revaluación, afectaron los ingresos y el patrimonio de estas empresas debido a las diferencias por conversión.

La desaceleración económica ha dejado huellas en varios frentes. El crecimiento de las ventas ha sido inferior a la inflación, con un modesto 4% en ingresos operacionales. Además, las empresas más influyentes del país experimentaron una dramática caída del 24% en sus ganancias. Numerosos analistas económicos señalan que el índice de producción industrial también mostró una tendencia decreciente en 2023, mientras que el comercio, una fuente crucial de empleo, lleva 17 meses en declive.

Además, días atrás, Informa Colombia, una firma especializada en información financiera y comercial, publicó un estudio alarmante. Los cierres de empresas aumentaron en un 31%, alcanzando la cifra de 29,453. Esto subraya la urgente necesidad de implementar políticas de apoyo y estabilidad económica para mitigar los cierres y fomentar un entorno favorable para las empresas en Colombia.

En este contexto, el recaudo tributario y el empleo también podrían situarse en la cuerda floja. Según el informe “Estadísticas Tributarias en América Latina y El Caribe 2024” de la OCDE, el 25% de la tributación en Colombia proviene de la renta corporativa, mientras que otro 32% proviene de impuestos indirectos como el Impuesto a las Ventas (IVA), en los cuales el tejido empresarial un papel crucial. Así, el panorama para el recaudo tributario en 2024 se presenta desafiante.

Además, las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme) desempeñan un importante rol en la economía colombiana. Generan el 80% del empleo, aproximadamente 16 millones de puestos de trabajo. ¿Qué pasará si más Mipymes siguen cerrando?

Hoy, Colombia enfrenta desafíos económicos significativos. Las empresas necesitan un salvavidas para evitar consecuencias graves en el recaudo tributario y el empleo. La colaboración entre el sector público y privado es esencial para superar estos obstáculos y construir un futuro más sólido para la economía del país. Sin embargo, queda por verse si el gobierno de Petro Urrego tendrá la voluntad política para abordar estos problemas de manera efectiva.