24 de junio de 2024

Taylor Swift y Beyoncé alcanzan un patrimonio combinado de 2 mil millones de dólares

10 de junio de 2024
10 de junio de 2024
Crédito: Taylor Swift

Miami, 10 de junio de 2024.  Taylor Swift y Beyoncé, dos de las estrellas más icónicas de la música pop, han alcanzado un impresionante patrimonio neto combinado de 2 mil millones de dólares. Según la última lista de Forbes de mujeres más ricas que se hicieron a sí mismas en Estados Unidos, ambas artistas han logrado un éxito financiero sin precedentes, impulsado por sus recientes proyectos musicales y empresariales.

Taylor Swift ha tenido un año espectacular con el lanzamiento de su álbum doble The Tortured Poet’s Department. La canción «Luces, cámara y sonrisa» de este álbum ha capturado la atención de millones de fans. Además, su gira Eras Tour ha sido un rotundo éxito, atrayendo a multitudes en cada ciudad y convirtiéndose en uno de los tours más lucrativos de la historia. La película basada en esta gira también ha contribuido significativamente a su creciente fortuna. En octubre pasado, Swift ya había alcanzado un patrimonio neto de 1.100 millones de dólares, pero su fortuna ha seguido aumentando, alcanzando ahora los 1.300 millones de dólares. Este notable crecimiento se debe en gran parte al valor de su extenso catálogo musical, estimado en 600 millones de dólares, así como a las regalías generadas por la reproducción de sus canciones y los 55 millones de dólares recaudados por la película de su gira.

Swift también ha roto varios récords con su nuevo álbum. The Tortured Poet’s Department, con 31 pistas, ha acumulado mil millones de reproducciones en solo cinco días desde su lanzamiento y ha ocupado los 14 primeros lugares en el Billboard Hot 100. Este éxito sin precedentes fue celebrado con una valla publicitaria en Times Square. Además, Swift ha sumado dos premios Grammy más a su carrera este año, convirtiéndose en la única artista en la historia de los Grammy en ganar cuatro veces el premio Álbum del Año. Actualmente, Swift ocupa el puesto 24 en la lista de Forbes de 100 mujeres que se hicieron a sí mismas, un avance significativo desde el puesto 34 del año anterior.

Por su parte, Beyoncé también ha tenido un año formidable. Su gira mundial Renaissance, que se extendió durante cinco meses y abarcó 17 países, le generó ganancias estimadas de 100 millones de dólares. La película Renaissance: A Film by Beyoncé, que documenta esta gira, recaudó casi 44 millones de dólares en taquilla. En marzo, Beyoncé lanzó su primer álbum country, Cowboy Carter, que incorpora y homenajea a figuras musicales icónicas como Chuck Berry, Stevie Wonder, Dolly Parton y Willie Nelson. Este álbum rompió el récord de Spotify con más de 300 millones de reproducciones en su primera semana completa de lanzamiento, un récord que Swift rompería el mes siguiente. Estos logros han incrementado la fortuna de Beyoncé en 220 millones de dólares desde el año pasado, alcanzando un total de 760 millones de dólares. Actualmente, Beyoncé ocupa el puesto 45 en la lista de Forbes, subiendo tres puestos desde el año anterior.

Además de su éxito musical, Beyoncé ha diversificado sus emprendimientos al lanzar una línea de productos de cuidado del cabello de alta gama llamada Cécred. Aunque es demasiado pronto para evaluar el impacto financiero de este nuevo negocio, se espera que contribuya significativamente a su patrimonio en el futuro. Beyoncé también se prepara para el estreno de Mufasa: El Rey León, una precuela en la que compartirá pantalla con su hija Blue Ivy, y que llegará a los cines a finales de diciembre.

La popularidad de ambas artistas en las redes sociales también ha crecido significativamente. Taylor Swift ha experimentado un aumento del 9% en sus seguidores de Instagram, mientras que Beyoncé ha visto crecer su base de seguidores en un 3%. Beyoncé sigue liderando en esta plataforma y ha casi duplicado su número de oyentes mensuales en Spotify. Por su parte, Swift se ha convertido en la artista más escuchada en la plataforma de streaming.

El éxito continuo de Taylor Swift y Beyoncé no solo se refleja en sus finanzas, sino también en su influencia cultural y popularidad global. Ambas han seguido innovando y rompiendo barreras en la industria musical, estableciendo nuevos estándares de éxito. A pesar de no haber alcanzado aún el estatus de EGOT (ganador de premios Emmy, Grammy, Oscar y Tony), su trayectoria sugiere que es solo cuestión de tiempo antes de que logren esta codiciada distinción.

Taylor Swift y Beyoncé continúan dominando la industria musical y aumentando sus fortunas con una combinación de talento, innovación y negocios estratégicos. Su influencia y éxito las consolidan como dos de las artistas más influyentes y exitosas de la música contemporánea.