20 de julio de 2024

Bolivia: El país con más intentos de golpe de estado en la historia

29 de junio de 2024
29 de junio de 2024

Crédito: Presidencia de Bolivia

Bogotá, 29 de junio de 2024. Bolivia, conocida por su inestable historia política, ha añadido un nuevo capítulo a su largo historial de intentos de golpe de Estado. El presidente Luis Arce denunció recientemente un intento de golpe después de que un grupo de militares irrumpiera en el Palacio Quemado, antigua sede del gobierno en La Paz. Aunque la situación se resolvió con el cambio de la cúpula militar y el arresto del general Juan José Zúñiga, la crisis ha despertado sorpresa entre los analistas políticos.

Desde su independencia en 1825, Bolivia ha experimentado un promedio de un nuevo gobierno cada 26 meses. Un estudio realizado por Powell y Clayton Thyne de la Universidad de Kentucky revela que desde 1950, Bolivia ha registrado 23 intentos de golpe de Estado, de los cuales 11 fueron exitosos y 12 fallidos. La década de 1970 fue especialmente tumultuosa, con ocho golpes en un solo año.

El historiador boliviano Manuel Contreras atribuye esta inestabilidad a factores internos como la falta de una institucionalidad sólida y un ejército poco profesional. En la década de 1970, los militares se veían a sí mismos como agentes de desarrollo, un rol que ha cambiado con el tiempo. Entre los dictadores de esa época estuvo el general Hugo Banzer, conocido por su represión y endeudamiento externo, hasta su derrocamiento por otro militar.

A pesar de esta historia de golpes de Estado, desde 1982 Bolivia ha disfrutado de un largo período democrático, aunque no exento de conflictos. En 2019, el expresidente Evo Morales denunció un golpe de Estado tras intentar reelegirse, un evento que sigue siendo objeto de debate.

La denuncia de Arce ha sorprendido a expertos como Thyne, quien señala que la región ha adoptado una norma más antigolpista, haciendo cualquier intento de golpe aún más impactante. Bolivia parecía haber superado su última agitación electoral de 2019-2020, lo que hace que este nuevo intento sea inesperado.

El general Zúñiga, destituido antes del intento de golpe, acusó al presidente Arce de incitar a los militares para ganar popularidad, una afirmación que Thyne considera absurda. Por otro lado, Contreras sugiere la posibilidad de un autogolpe debido a la debilidad del gobierno de Arce y la delicada situación económica y política del país.

Bolivia enfrenta actualmente protestas, bloqueos de carreteras, escasez de dólares y dificultades para importar combustibles. Además, hay una disputa interna en el gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) entre Arce y Morales, quien busca volver a la presidencia en 2025.

En definitiva,  los actores de inestabilidad actuales no son los mismos de épocas pasadas, lo que añade una nueva dimensión a la crisis que enfrenta Bolivia hoy.