19 de mayo de 2024

Risaralda enfrenta emergencias por fuertes lluvias: Gobernador declara calamidad pública

8 de mayo de 2024
8 de mayo de 2024

Tras las devastadoras lluvias en Risaralda, el gobernador Juan Diego Patiño Ochoa declara calamidad pública y busca soluciones para los municipios afectados.

Crédito: Gobernación de Risaralda.

Pereira, 8 de Mayo de 2024. Las intensas precipitaciones en Risaralda han provocado situaciones de emergencia en trece municipios, impulsando al gobernador Juan Diego Patiño Ochoa a convocar un Consejo Extraordinario de Gestión del Riesgo de Desastres. La medida busca declarar la calamidad pública y responder de manera efectiva a los daños ocasionados en infraestructura vial, agrícola y educativa.

El Gobernador ha anunciado la creación de un plan de acción inmediato tras identificar múltiples puntos críticos, incluyendo la pérdida de carreteras en los municipios afectados. “En particular, la situación del barrio La Esneda en Dosquebradas es alarmante”, señaló Patiño Ochoa.

Además de La Esneda, se han detectado treinta zonas de riesgo en Dosquebradas y otros municipios. Entre los más afectados están el sector Chorritos en La Celia, vereda El Caucho en Mistrató, y varios barrios y veredas en Santa Rosa de Cabal, Balboa, Marsella y Pereira.

Crisis en La Esneda

El Gobernador criticó al Gobierno Nacional por no cumplir con los compromisos de reubicación de las 134 familias afectadas por la emergencia del 8 de febrero de 2022 en La Esneda y la Avenida del Río. “Las administraciones locales y la Gobernación han aportado más de $11 mil millones para atender la tragedia, donde 17 personas perdieron la vida. Es hora de que el Gobierno Nacional actúe en la reubicación de estas familias”, afirmó Patiño Ochoa.

Patiño Ochoa también expresó su intención de solicitar al presidente Gustavo Petro, durante su próxima visita a Risaralda, una solución concreta para las familias afectadas por el reciente deslizamiento en La Esneda, que resultó en la pérdida de tres vidas el pasado 5 de mayo.

La situación en Risaralda subraya la necesidad urgente de una respuesta coordinada y efectiva para mitigar los efectos devastadores de los desastres naturales en la región.