14 de junio de 2024

Hablando de generalidades

17 de mayo de 2024
Por Hernando Arango Monedero
Por Hernando Arango Monedero
17 de mayo de 2024

Hablando de generalidades, el presidente de algunos colombianos resolvió establecer que quienes no lo apoyan a él son de derechas y como tales son o somos narcotraficantes y bandidos y, cuando realizamos una marcha, en protesta por lo que él hace o deja de hacer, realizamos una marcha de la muerte, así en ella no se haya presentado ni un solo acto de destrucción de bienes públicos o privados, ni se haya atacado a alguna persona.

Bueno, lo cierto es que en la marcha de la vida que él resolvió usurpar a los trabajadores en su día, no podía faltar que aparecieran personajes de esos que han llamado primera línea y que, desde antes de la campaña que lo llevó al poder fueron apoyadas y designadas como explosión social, así hubieran sido patrocinadas por grupos armados y por otros sectores a los que el bienestar de las gentes los tiene sin cuidado.

Claro está que cuando se analiza la acusación de Petro contra los de derechas, llamados así genéricamente, a lo que agrega narcotraficantes, él olvida que si bien es cierto que en algunos sectores que no lo apoyan y aplauden puede haber narcotraficantes, lo cierto es que sí es inocultable que entre los que lo apoyan sin restricción los hay y muy reconocidos por todo el mundo. ¿Acaso esos que se llaman rebeldes y con los cuales la paz total es un hecho, no se sostienen en su lucha traficando con drogas? ¿Será, o no será cierto que el grupo en el que milita él, el M19, se vendió a Pablo Escobar Gaviria en su acción de entrar al Palacio de Justicia a quemar los expedientes que sobre ese narcotraficante había? ¿Olvidó que no sólo quemaron los expedientes, sino que asesinaron a los magistrados de la Corte Suprema?

Así es que: ¿Quién es el narco? ¿No es cierto que mientras los gobiernos anteriores atacaron el cultivo y procesamiento de hoja de coca con intensidad, ahora los cultivos han roto todos los presupuestos de siembra y tráfico de cocaína, mientras el Ejército y la Policía no pueden actuar, pues les han quitado a los generales y demás personal calificado con el que la lucha sería contundente? ¿No se ha dado cuenta que su accionar desde la presidencia, lo ubica a usted más del lado de los narcotraficantes y de los grupos y personas violentos, que del lado de las gentes de bien, sean ellas de derecha o de izquierda, para no caer en las generalidades de las que usted hace gala para no ser señalado?

Con atacar a la CNE por investigar las cuentas de su campaña, usted está faltando a su deber ciudadano de respetar las instituciones y dar ejemplo de sometimiento a sus decisiones, más cuando según sus palabras está seguro de que todas las cuentas están sujetas a lo dispuesto en las leyes y en ningún momento se han violado las disposiciones sobre la materia. Si lo anterior corresponde a la realidad, debe usted estar tranquilo y no debe tener temor alguno sobre los resultados de las investigaciones.

De su forma de actuar y de su forma de proceder, nace en los ciudadanos la tranquilidad o la desconfianza que sus palabras están irradiando. Así es, presidente, que no le cabe el comportarse como se comporta y menos tratar a los magistrados del CNE como los ha tratado.

Respeto, es lo que el momento requiere, señor presidente.

Manizales mayo 14 del Segundo Año del Régimen.