14 de junio de 2024

Los Lleras

22 de abril de 2024
Por Augusto Trujillo Muñoz
Por Augusto Trujillo Muñoz
22 de abril de 2024

En el siglo XIX, “la guerra era, en cierta forma, una gran diversión, una fiesta, el sublime deporte del pueblo, secularmente aburrido de vivir entre la pobreza y el pecado”, escribe Alberto Lleras en sus memorias. Pero aquellas guerras no eran como las demás. Según testimonio del general Pedro Alcántara Herrán, transcrito por Lleras, “los hombres que han de componer la masa de los ejércitos no son enganchados, convocados o notificados para que se alisten, sino cazados como venados; lo que se les suministra es apenas ración para vivir…la única esperanza que llevan a la guerra es la de aprovechar la primera oportunidad para recuperar la libertad por medio de la deserción”. El afán bélico residía en las elites.

En l910 la Unión Republicana le apostó a la concordia en 1910; la generación del Centenario, al compromiso civil y la reforma de 1936 al Estado social de Derecho. En esos años surgió un país que quería incorporarse al universo de su tiempo. Alfonso López se elevó como el nuevo gran líder, mientras Eduardo Santos en ‘El Tiempo’ y Luis Cano, en ‘El Espectador’ influían en las decisiones públicas desde el texto de sus editoriales. Carlos Lleras Restrepo narra, también en sus memorias, cómo en momentos cruciales de la política estos dos grandes periodistas liberales solían ser consultados por los gobiernos conservadores

En medio de ese proceso de tránsito entre la guerra y la política, nacieron los Lleras. Cinco años mayor que Carlos, Alberto formó desde muy joven en el grupo de ‘Los Nuevos’. Su primo ingresó a la Universidad Nacional, donde se hizo dirigente estudiantil. Alberto creció mirando el mundo con sentido heterodoxo. Carlos, según escribe Juan Lozano y Lozano, “quiso hacerle un ocho de junio al presidente Olaya Herrera, recién posesionado, a fin de obligarlo a convocar una constituyente que reformase la Constitución en forma revolucionaria; pero Olaya no era el hombre para sufrir ochos de junio, sino para hacer treces de marzo…hizo que el director de la policía lo hiciese pasar una noche encerrado y al día siguiente lo soltara, como a un estudiante que hace una travesura”.

Los Lleras, fueron clave en la vida de su partido, de su país e incluso de su continente durante más de medio siglo. El liberalismo colombiano se hizo protagonista en América y se convirtió en “una coalición de matices de izquierda” bajo la propositiva inspiración de los Lleras. Vale la pena decirlo hoy cuando los dirigentes nacionales -en el gobierno y en la oposición- castigan la crítica y le inoculan sentido bárbaro a la lucha política. Los Lleras afrontaron con valentía múltiples crisis y manejaron con grandeza la política tanto en tiempos de tormenta como de calma. Sabían que hay dos caminos para afrontar las crisis: el enfrentamiento y la conciliación. Sin renunciar a sus principios, siempre prefirieron la última.

El Republicanismo, la generación del Centenario, el Frente Nacional y, específicamente, los Lleras, contribuyeron a consolidar una vocación civil que le ha permitido a Colombia sobresalir entre las democracias de América. Este 12 de abril se cumplió otro aniversario del nacimiento de Carlos Lleras Restrepo. Es apenas justo rendir un tributo a su memoria.